Archivo

A Millonarios se le abrió el arco y volvió a la victoria en la Liga

El equipo no fue brillante, pero sí contundente. Venció 4-1 a Patriotas y está entre los ocho.

notitle
05 de mayo 2013 , 05:05 p.m.

Millonarios se reencontró este domingo con la alegría, con el triunfo, con los goles. No fue brillante, pero sí contundente. Venció a Patriotas 4-1 en El Campín y, a pesar de vivir pasajes de angustia, se despidió de su afición con los brazos en alto, porque volvió al grupo de los ocho, porque no quiere volver a salir de allí.

Millos, que requería con demasiada urgencia una victoria, pasó de un primer tiempo sombrío, en el que ganaba con un endeble 1-0, a un segundo tiempo letal, contundente. No exuberante. Tuvo un comienzo algo opaco, tanto como la tarde bogotana.

Sus temores se desataron con tres arribos tempraneros y peligrosos de Patriotas. Por eso, el primer gol azul fue reconfortante: iban solo 17 minutos cuando Erik Moreno enganchó la pelota con su pierna izquierda, se deshizo de su marcador, se autohabilitó, se perfiló y anotó un gol que despertó el letargo que vivían en las tribunas unos 16.000 fieles.

No era suficiente. No se habían acabado las penumbras. Comenzando el segundo tiempo, Jhon Hernández empató el partido; iban solo siete minutos y con el 1-1 se presentía lo peor. Sin embargo, Millos tenía por delante su reencuentro con la alegría, con los goles.

No esperó a que su rival celebrara cuando Rafael Robayo pateó la pelota no solo con la fuerza de su pierna derecha, sino con el alma. El balón, de picabarra, traspasó la línea; 2-1. Pero Robayo tenía contenida otra celebración. A ocho minutos del final cazó un rebote dejado por el portero y marcó el tercero, el de la tranquilidad. Millos ahogaba sus angustias, pero faltaba el de Wason Rentería, quien estaba de suplente y entró para volver al gol.

Al final, Millos no solo festejó la victoria 4-1; también celebró su reencuentro con los goles, con la ovación de sus hinchas y con el regreso al grupo de los ocho.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO