Archivo

¡Que llueva café en el Giro!

Tras 21 años, un equipo integrado por solo ciclistas colombianos compite en la vuelta italiana.

notitle
04 de mayo 2013 , 07:45 p.m.

Tuvieron que pasar 21 años para que el ciclismo colombiano volviera al Giro de Italia, la segunda carrera por etapas más importante del mundo después del Tour de Francia, pero la de mayor dificultad por su trazado montañoso, con un equipo integrado por solo pedalistas nacionales.

Desde ayer rueda por territorio italiano la escuadra nacional, que con el uniforme negro y el tricolor nacional en el pecho, tiene como fin continuar el legado que dejó el recordado grupo de Manzana Postobón, en el Giro de 1992, una brecha que no se cerró del todo, luego de las figuraciones individuales de los pedalistas nacionales, que tuvieron la opción de correr en la ‘Carrera Rosa’ con otras escuadras.

En las piernas de Fabio Duarte, Darwin Atapuma, Leonardo Duque, Wilson Marentes, Carlos Quintero, Járlinson Pantano, Róbinson Chalapud, Dalivier Ospina y Edwin Ávila está la responsabilidad de que el buen nombre del pedalismo colombiano en el Giro permanezca fresco.

Al Team Colombia le llegó la hora. Desde el pasado 8 de enero cuando se hizo oficial la invitación a la carrera italiana, el mundo del ciclismo ha comentado de la mejor manera el regreso del pedalismo nacional a una de las grandes competencias por etapas del planeta.

“Es un paso histórico. Tener la invitación, mostrar a un país desde esta tribuna es un triunfo. El ciclismo colombiano tiene una gran oportunidad de seguir vigente. Los integrantes del equipo se deben sentir cómodos en la carretera. Veo que Fabio Duarte es un corredor fuerte, que va bien en la montaña y ya tiene experiencia en Europa”, le dijo a EL TIEMPO el español Alejandro Valverde, campeón de la Vuelta a su país en el 2009.

Clave para lograr la invitación ha sido el resurgimiento del ciclismo nacional en los dos últimos años. El proyecto del Team Colombia nació en el 2012 y encontró buena acogida. Los ciclistas han dado buenos resultados y han sido protagonistas en los duros ascensos.

“El ciclismo del mundo necesita de espectáculo y eso es lo que propone en ciclismo colombiano. Ver a un ciclista de ese país escalando, rompiendo el grupo en busca de la victoria es lo que se anhela en un pedalismo. Además, el ciclismo ha estado ligado a la historia de Colombia, una región que se había perdido en el horizonte cuando dejaron de venir a Europa con equipos propios. El Giro, para ellos, es una carrera ideal por lo dura”, aseguró Óscar Pereiro, campeón del Tour de Francia del 2006.

Gianni Savio es un hombre que ha estado muy logado al pedalismo nacional y con su equipo Androni ha animado el Giro de Italia en los últimos años. Para él, el regreso de los ‘escarabajos’ al Giro es sinónimo de figuración.

“Los pedalistas colombianos son la poseía del ciclismo en la montaña. No tengo duda de que darán espectáculo en los ascensos en el Giro. Duarte y Darwin Atapuma son fuertes en la escalada y tienen un talento impresionante. Serán protagonistas en una carrera que les viene buen por lo dura, por lo exigente y por lo montañosa”, precisó Savio, quien tiene en sus filas al bogotano Miguel Rubiano.

En el 2008, Samuel Sánchez subió a lo más alto del podio en Pekín, como ganador de la medalla de oro de la ruta en los Juegos Olímpicos. Gran ‘enemigo’ de ellos en las etapas cumbres, Sánchez no tiene duda en afirmar que pueden ganar una etapa.

“Los hemos visto ganar en fuertes ascensos y el Giro es la carrera más montañosa que existe de las tres más grandes. Colombia y su ciclismo vive un resurgimiento, brilla como lo hizo en la década del 80 y, sin duda, llegarán con fuerza y son candidatos a imponerse en una fracción parcial”, aseguró el corredor español del Euskatel.

De los nueve integrantes del Team Colombia, sólo dos, Leonardo Duque y Fabio Duarte, tienen experiencia en haber competido en carreras de tres semanas, el resto, debuta en el Giro, pero eso no es ningún inconveniente para Abraham Olano, campeón mundial de ruta en 1995 y ganador de la Vuelta a España de 1998.

“Más que tener experiencia, lo que se necesita para hacer una carrera de tres semanas bien es contar con buena mentalidad. Se sabe que llegan de la mejor menara físicamente, pero todo está en la cabeza. Colombia ha despuntado. Sus ciclistas corren acá como si estuvieran en su país, pues se han adaptado, viven en este continente y saben correr por estos países. Además, sus condiciones son clave para lograr una victoria parcial y en el Giro lo pueden hacer, pues es la carrera que mejor les viene. El mundo estará pendiente del regreso de un equipo completo venido de ese país ciclístico por excelente”, dijo Olano, medalla de plata en la contrarreloj de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

El mundo espera mucho del Team Colombia y cada uno de sus integrantes lo sabe. Por eso, es que ya pedalean en el Giro de Italia y con las intenciones y las ganas de ratificar que el ciclismo nacional está de vuelta.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO