Archivo

Pedirán polígrafo para esclarecer presunta masacre en Tarazá

Ejército y Policía emprenderán una nueva expedición para llegar al lugar de los hechos.

notitle
04 de mayo 2013 , 10:44 a.m.

El segundo día de búsqueda de cinco niños, su padre y su madre, presuntamente asesinados en zona rural limítrofe entre Tarazá e Ituango (Antioquia), transcurrió en medio de la incertidumbre de las autoridades civiles y militares tras horas de búsqueda inoficiosa desde el pasado viernes.

Para los investigadores, las versiones de un posible testigo del múltiple homicidio, Luis Albeiro González, hermano de los menores y quien dijo haber sobrevivido a la masacre, han resultado confusas y contradictorias, por lo que le pedirán someterse al polígrafo.

Según el comandante de la Regional 6 de la Policía, general José Guzmán, las indicaciones para encontrar los cuerpos, entregadas por el hombre quien dice pertenecer a una comunidad indígena Emberá, no han sido claras.

"Sobrevolamos la zona con esta persona y no precisó el lugar donde habría muerto su familia", indicó el oficial.

González, de 19 años de edad, fue quien contó a las autoridades que a las dos de la tarde del pasado jueves llegaron cuatro hombres armados con fusiles y les quitaron la vida a tiros a su papá, Celestino Certico González; a su mamá, Orgarita Ogani, y a sus cinco hermanos: dos niños de 11 años, otro de 5 y dos niñas de 4 y 3 años.

La historia de estos hechos, según relató González, comenzó hace 20 días cuando cinco hombres armados, que dijeron ser del frente 18 de las Farc, llegaron a la vereda –ubicada a 10 horas del casco urbano de Tarazá– y les ordenaron abandonar la tierra. De lo contrario, serían asesinados.

Junto a las labores de búsqueda por parte de la Policía, en helicóptero, informaciones de una tropa del Ejército dan cuenta de que en la zona señalada por el presunto sobreviviente (sector El Rayo) no hay cadáveres.

Así mismo, las autoridades encargadas del caso analizan posibles contradicciones en el testimonio del hombre como las que hablan de 15 horas de camino para llegar al lugar del crimen, partiendo al casco urbano de Tarazá.

También porque "Habla de haberse tirado por un abismo para es escapar, pero no tiene ningún rasguño", expresó el general Guzmán.

A esta hora se realiza una reunión en la base militar de Tarazá con la presencia de comandante de la Policía Antioquia, coronel Gustavo Chavarro; el general Guzmán, de la Regional 6 de la Policía y el comandante de la Fuerza Nudo de Paramillo, general Leonardo Pinto. El objetivo es emprender un nuevo sobrevuelo y llegar hasta la zona, caracterizada por la presencia de la guerrilla y sembrada de minas antipersonales.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, se encuentra en la base aérea de Rionegro, y desde allí está en contacto con los oficiales en Tarazá, bajo Cauca antioqueño, que coordinan las labores de búsqueda de los posibles cadáveres.

VÍCTOR ANDRÉS ALVAREZ C.
Enviado especial
Tarazá (Antioquia)