Archivo

Economía de Estados Unidos creó más empleos de lo esperado en abril

Es una señal de resistencia que debería ayudar a la economía a aguantar las reducciones de gastos.

notitle
03 de mayo 2013 , 10:54 p.m.

El empleo de Estados Unidos aumentó más de lo previsto en abril y las contrataciones fueron mucho mayores a lo estimado en los dos meses anteriores, una señal de resistencia que debería ayudar a la economía a aguantar el golpe de reducciones de gastos de Washington.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 165.000 al mes pasado y la tasa de desempleo cayó a un 7,5 por ciento, el mínimo nivel desde diciembre del 2008, dijo el viernes el Departamento del Trabajo.

La estimación de las nóminas de marzo fue elevada para mostrar un incremento de 138.000, es decir, 50.000 empleos más de lo reportado anteriormente. El recuento de febrero fue rectificado al alza también en 64.000, a 332.000, el mayor aumento desde mayo del 2010.

"Esto refuerza la hipótesis de que la economía estadounidense será capaz de sobrevivir a los vientos en contra combinados de los recortes de gastos en Estados Unidos y de una profundización de la recesión en Europa", dijo Scott Anderson, economista jefe de Bank of the West en San Francisco.

Los inversores de Wall Street recibieron con beneplácito el dato, que superó las expectativas de los economistas de un aumento en 145.000 puestos de trabajo y una lectura sin cambios de un 7,6 por ciento en el desempleo. Las acciones estadounidenses subieron con fuerza.

El índice Standard & Poor's 500 y el promedio industrial Dow Jones alcanzaron máximos niveles intradiarios. El dólar se apreciaba frente al yen, mientras que los precios de los bonos del Tesoro caían.

No obstante, el incremento del mes pasado fue mucho menor al promedio de 206.000 empleos en el primer trimestre, en la más reciente evidencia de que la economía se está enfriando, aunque no tan rápidamente como se temía. De hecho, el informe ofreció varias señales de una desaceleración del impulso económico.

El empleo de la construcción cayó por primera vez desde mayo pasado, al tiempo que las nóminas manufactureras estuvieron planas. La semana laboral promedio se alejó de un máximo nivel en nueve meses y una medición del esfuerzo laboral general cayó.

La economía estadounidense ha sido golpeada por mayores impuestos y recortes del Gobierno federal por 85.000 millones de dólares. Aunque la economía se expandió a una tasa anual del 2,5 por ciento en el primer trimestre, datos sobre gastos en construcción, ventas minoristas y comercio sugirieron que terminó el período con menos fuerza.

Datos fabriles de abril implican que la economía siguió perdiendo impulso a comienzos del segundo trimestre, tesis respaldada por un informe publicado el viernes que mostró que el ritmo de crecimiento en el sector de servicios en abril fue el más lento en nueve meses. "Aunque las cosas podrían no ser tan malas como pensamos, la economía ciertamente se ha desacelerado", dijo David Berson, economista jefe de Nationwide Insurance in Columbus, Ohio.

Washington
Reuters