Archivo

Finlandia viene a Colombia a concretar negocios

Con visita oficial, busca expandir una relación comercial que en 2012 llegó a 142 millones de euros.

notitle
03 de mayo 2013 , 10:38 p.m.

Aunque el comercio entre Colombia y Finlandia ha crecido durante más de una década, el potencial para desarrollarlo sigue siendo enorme. Es con esa convicción como llega al país este sábado el ministro finlandés de Comercio Exterior y Asuntos Europeos, Alexander Stubb.

En su primera visita a Colombia, liderará una comisión de más de 20 compañías de los ramos de la ingeniería forestal, el manejo de carga, la reforestación, la meteorología, las finanzas y las tecnologías de la información.

EL TIEMPO habló con Stubb en su despacho, en Helsinki. El ministro expuso las cifras de una relación comercial que el año pasado llegó a los 80 millones de euros en exportaciones finlandesas a nuestro país y a 62 millones en exportaciones colombianas a Finlandia.

En su gira por Latinoamérica, usted va a visitar solo dos países. El otro es México, con quien la balanza comercial es tres veces mayor que con Colombia. ¿Por qué se incluyó a nuestro país?

Precisamente, porque el potencial es enorme. Si miras las cifras de exportaciones, hay un mercado de menos de 200 millones de euros. No es mucho para poner en el árbol de Navidad, como decimos los finlandeses. Así que el potencial está allí, y creemos que es algo que podemos poner a rodar. Por eso me alegra hacer esta visita con estas firmas a Bogotá.

¿Qué sectores específicos considera que ofrecen las mejores posibilidades?

El sector de la tecnología de la información, por supuesto, es un sector muy fuerte en Finlandia, movido por Nokia, o por el éxito de compañías como Rovio o Supercell. También la seguridad informática. El otro sector es el de la tecnología limpia, las economías limpias. La minería es vista a menudo como algo negativo, como algo sucio. Pero conmigo viajan compañías como Outotec o Normet, que hacen minería de muy alta calidad. Hemos hecho un buen trabajo en eso, y por eso impulsamos todo aquello que es verde, que es amigable con el ambiente.
Para mí, la medida del éxito es simple: si las compañías finlandesas llegan a casa habiendo cerrado tratos, o habiendo alcanzado el potencial para cerrar tratos, he tenido éxito en lo que hago. Si llegan a casa con las manos vacías, diciendo ‘bueno, no salió del todo bien’, he fallado. En cuanto a los sectores específicos, soy un poco cauto, mientras logremos concretar resultados.

¿Qué expectativas tiene para el intercambio turístico o educativo?

Ciertamente, hay potencial para el turismo. Para la educación, ¿por qué no? Si tenemos una marca que vaya más allá de Angry Birds y Nokia y los pilotos de la Fórmula Uno, es la educación. Creemos, claro, que la sociedad debe estar fundada en un sistema educativo fuerte (...). Pero es algo que debe ajustarse al país, no se trata de que lleguen estos vikingos protestantes a decirles a los demás qué valores enseñar o qué hacer, es algo mucho más multicultural.

¿Qué ventaja tiene Finlandia a la hora de pensar en un socio que ayude a desarrollar sectores específicos en Colombia?

No se trata tanto de ayudar, siempre he pensado en los negocios como una calle de dos vías. La ventaja de Finlandia es que llega a Colombia sin una agenda política. Tratamos de conducir nuestros negocios de una manera justa, así que es más cooperación que sermones y enseñanza. Creemos que el futuro de los negocios es la tecnología limpia. Antes la gente solía creer que los negocios eran industria pesada y contaminación, pero el sector privado ha aprendido nuevas maneras de hacer negocios de manera sostenible.

¿Se aplican esas maneras a un entorno tan distinto?

Voy a darte un ejemplo: tenemos una compañía que se especializa en tecnología de invernaderos. Tú dirás: ‘el clima de Finlandia y el clima de Colombia son como el día y la noche’. Pero no es así, porque en Finlandia tienes temperaturas extremas de menos 20 grados y necesitas cultivar vegetales de manera sostenible. En Colombia tienes el otro extremo: condiciones muy calientes o húmedas, y entonces te puede servir la misma tecnología para mantener las condiciones de los cultivos.

‘Tiene más gente Bogotá’

Los finlandeses ocupan los primeros lugares en listas que van desde el ‘ranking’ de competitividad, menor corrupción, índice de felici- dad, PIB per cápita, libertad de prensa hasta calidad de educación. Stubb explica: “Pero a la vez somos un país muy pequeño. Tenemos un tamaño equivalente al de Italia, Francia, California... pero en población tenemos 5,5 millones de personas. Ustedes tienen más gente en Bogotá”.

Y agrega: “Somos una nación de comerciantes, el 40 por ciento de nuestro PIB viene del comercio exterior, es el oxígeno que respiramos. ¿Por qué Colombia? ¿Por qué Suramérica? Simple: porque los mercados emergentes están allí”.

Wilson Vega
Subeditor internacional
Helsinki