Archivo

El sueño del cuerpo perfecto llevó a María Perdomo a la muerte

La manicurista, de 41 años, murió después de practicarse dos procedimientos estéticos.

notitle
03 de mayo 2013 , 09:44 p.m.

Neiva. Dos años tardó María Diva Perdomo Correa, manicurista en el municipio de La Plata, en ahorrar los recursos con los que el 30 de abril se sometió a dos cirugías estéticas en Neiva: una lipectomía y una mamoplastia.

Sin embargo, el sueño de cambiar su aspecto la condujo a la muerte.

La mujer, de 41 años, falleció 48 horas después. “Ella ingresó a la clínica de Fracturas y Ortopedia de Neiva el martes, a mediodía, para las cirugías que hizo el médico Misael Polanía”, relató Javier Pérez, con quien llevaba 12 años de convivencia en el municipio de La Plata, y de cuya unión quedan dos niños de 3 y 7 años.

Además María Diva tenía un hijo de 18 años, de un primer matrimonio.

La familia de la mujer relató que el procedimiento había finalizado a las 10 p.m. del mismo martes pero solo le habían dada de alta hasta el miércoles primero de mayo, a las 4 de la tarde.

“Yo la vi por última vez el miércoles y no la noté mal, solo me dijo que le dolía la cabeza, y por eso la llevamos a la clínica Saludcoop esa noche”, agregó Pérez, quien dice que desde hace dos años ella venía consiguiendo los recursos para las hacerse las dos intervenciones quirúrgicas. Su compañero recalcó que nunca estuvo de acuerdo con las operaciones.

Su estado era crítico

“Recibimos a la paciente en un alto riesgo y fue declarada en código azul con complicaciones cerebro-pulmonares y de inmediato fue internada bajo cuidados intensivos. Entre otros, se realizaron procedimientos con ventilador mecánico para que pudiera respirar y presentó crisis en el flujo sanguíneo”, le explicó a EL TIEMPO el médico Fabián Méndez, gerente de Saludcoop.

Su estado de salud se complicó y después de una lucha de los galenos por salvarle la vida, la mujer murió a las 3:15 de la tarde del jueves.

“Estas son un tipo de intervenciones de alto riesgo en las cuales los pacientes deben ser informados de los peligros a que se exponen como émbolos de tipo venoso o arterial, resultado de la quietud a que son sometidas las pacientes durante y después de las cirugías”, agregó Fabián Méndez.

Lo que más extrañó a los médicos de Saludcoop fue el hecho de que, pese a ser una paciente afiliada al Sisbén, hubiera accedido a una cirugía de alto costo.

El comandante de Policía del Huila, coronel Juan Francisco Peláez, aseguró que se investigará a la clínica y al médico que realizaron la intervención y los métodos que se utilizaron.

EL TIEMPO trató de contactar al médico Polanía en la Clínica de Fracturas y Ortopedia de Neiva, pero no hubo respuesta.

Un funcionario de la institución médica aseguró que la institución esperaría el resultado final de las investigaciones. 

John Montaño
Corresponsal de EL TIEMPO