Archivo

¿Empleo? / OPINIÓN

03 de mayo 2013 , 06:51 p.m.

A partir del pasado primero de mayo, por aplicación de la reforma tributaria, los empresarios reciben alivio tributario asociado a la nómina con el propósito, según el Gobierno, de generar empleo.

Los parafiscales ya no son peso en el presupuesto operacional y pueden tener dos destinos: generar puestos de trabajo o aumentar las ganancias.

No creemos que los empresarios conviertan estos recursos en puestos de trabajo. Lo sabe el Gobierno, porque su discurso es distractor social en tanto se comprende que hay indicadores de mortalidad empresarial, por el ingreso de productos protegidos en su país de origen y que hacen parte de tratados de libre comercio.

La competitividad no estaba prevista como factor económico cuando, sin freno, se procedió a abrir fronteras con los TLC poniendo, como el verdugo, el dogal a la economía. Por ejemplo, el Estado es incapaz de actualizar la infraestructura de conectividad regional con puertos de exportación.

Los empresarios fueron sorprendidos, no concurrieron o no se prepararon para afrontar esos contextos. Por esta realidad inocultable, los parafiscales desmontados serán alivio tributario y no factor de empleo.

JAIRO GUTIÉRREZ QUIROGA
Psicopedagogo;
jairoguqui@hotmail.com