Archivo

Militares intentan llegar al lugar de la masacre de una familia embera

Siete personas perdieron la vida, entre ellos, cinco niños. El hecho ocurrió en Antioquia.

03 de mayo 2013 , 12:01 a.m.

Dos grupos de contraguerrilla del Ejército, apoyados por un helicóptero y expertos en la ubicación de minas antipersonales, trataban de llegar el viernes a la casa de una familia embera- chamí en la vereda El Rayo, de Tarazá (Antioquia), en donde habrían sido asesinadas siete personas.

Según el coronel Norberto Cala, comandante de la Tropa Conjunta de Acción Dirigida, del Ejército, la información la dio un hombre que dijo ser el único sobreviviente de este ataque.

Se trata de Luis Albeiro González, quien contó a las autoridades que a las 2 de la tarde del pasado jueves llegaron cuatro hombres armados con fusiles y les quitaron la vida a tiros a su papá, Celestino Certico González; a su mamá, Orgarita Ogani, y a sus cinco hermanos: dos niños de 11 años, otro de 5 y dos niñas de 4 y 3 años.

La historia de estos hechos, relató el mayor de los González, de 19 años, comenzó hace 20 días, cuando 5 hombres armados, que dijeron ser del frente 18 de las Farc, llegaron a la vereda –ubicada a 10 horas del casco urbano de Tarazá– y les ordenaron abandonar la tierra. De lo contrario, serían asesinados.

Celestino tomó la decisión de quedarse, pues allí llevaban cerca de dos años.

“Ellos no viven en un resguardo, pero son de la comunidad embera-chamí”, dijo a Diario MÍO William Carupia, el presidente saliente de la Organización Indígena de Antioquia.

Luis Albeiro contó que los hombres cumplieron su amenaza el jueves. En ese momento, él estaba en uno de los corredores de la casa y se salvó porque se escondió entre matorrales.

Mientras tanto, los hombres reunieron a su papá, a su mamá y a sus cinco hermanos en la cocina y allí les dispararon. El viernes, a las 8 de la mañana, Luis Albeiro llegó a Tarazá y narró lo sucedido. De inmediato se realizó un consejo de seguridad.

JUAN DIEGO VALENCIA M.
DIARIO MÍO