Archivo

Roy Barreras pidió el cambio de interventor de Solsalud: Supersalud

Gustavo Morales dijo que el presidente del Senado le sugirió hojas de vida.

notitle
03 de mayo 2013 , 07:13 a.m.

Tras la decisión del Gobierno Nacional de liquidar a la EPS Solsalud, el superintentendente de Salud, Gustavo Morales Cobo, aseguró que ha habido presiones de congresistas e "intereses particulares" para cambiar el interventor de esa EPS.

Cobo aseguró a medios radiales que ha recibido en su despacho visitas del presidente del Senado y de otros congresistas como Karime Mota y Antonio Correa. Y aseguró que Barreras fue quien pidió el cambio de interventor en la EPS.

El Supersalud se declaró “sorprendido” por el “interés” mostrado por los congresistas en pedir cuotas burocráticas en empresas privadas que están en manos del estado para fines de liquidación. "Me ha llamado la atención que empresas privadas se vuelvan parte del ajedrez político", indicó. Y agregó: “En la Superintendencia sí sentimos presión por algunos políticos para nombrar interventores, para nombrar gerentes regionales, para contratos, entre otras peticiones".

No es la primera vez que se relaciona al senador Barreras, que también es médico, con entidades del sector salud. El año pasado varias investigaciones en medios de comunicación daban cuenta de la supuesta influencia del congresista en nombramientos en Caprecom, situación que el parlamentario ha negado.

La liquidación de Solsalud

Ayer jueves, el superintendente Morales anunció que la EPS Solsalud, quien fue fundada en 1996 por el excongresista santandereano Luis Alberto Gil, quien fue condenado por vínculos con paramilitares, será liquidada debido a la muerte de un menor de edad por falta de atención en dicha entidad.

“Los lamentables hechos de los últimos días ponen en evidencia que Solsalud podría haber incurrido en conductas que vulneran el derecho a la salud, como impedir u obstaculizar la atención inicial de urgencias y poner en riesgo la vida de las personas de especial protección constitucional. Este tipo de conductas conllevan a la liquidación y en consecuencia a la revocatoria de la licencia de funcionamiento”, dijo Morales.

Sobre la liquidación, el recién nombrado secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, afirmó que “era imposible” salvar la EPS. “La situación se había agravado hasta tal punto que se incumplió con la función prioritaria de salvaguardar la vida de un niño”, dijo Jaramillo a La W.

El funcionario recordó que el Distrito ha solicitado al Gobierno Nacional que “entregue el régimen subsidiado para que sea Bogotá el que lo maneje. Hemos pedido que nos den los recursos para poder administrarlo”.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM