Archivo

Villavicencio, en estado de calamidad pública por fuerte invierno

Esta figura será usada para poder acelerar ejecución de obras urgentes de mitigación.

notitle
02 de mayo 2013 , 07:11 p.m.

 El hecho de que hoy haya 867 familias damnificadas, según cifras de la Alcaldía, por la tormenta del domingo y que se requieran al menos 40 obras urgentes para hacer frente a la ola invernal fueron algunos de los argumentos que tienen hoy a Villavicencio en estado de Calamidad pública.

La decisión, propuesta por el alcalde Juan Guillermo Zuluaga y aprobada por el Consejo Municipal de Gestión de riesgo, le permitirá al Gobierno local tomar acciones inmediatas para evitar una nueva emergencia en la ciudad.
En diálogo con Llano Sie7edías, el mandatario local explicó que este tipo de procedimientos permitirán comenzar, posiblemente hoy mismo, algunas de las obras que requiere la ciudad para apaciguar el embate de las aguas en época de lluvia.

“El estado de calamidad pública es lo que anteriormente se conocía como urgencia manifiesta. Nos da facultades extraordinarias para atender los puntos en emergencia, pero esta figura sólo se puede proponer cuando la gravedad del asunto lo amerita”.

Los recursos que podrá destinar el municipio para atender esta eventualidad, según Zuluaga unos 2.500 millones de pesos, serán destinados para los trabajos en áreas de riesgo y también para entregar ayuda humana a quienes resultaron damnificados.

Sin embargo, la tarea apenas comienza, pues ahora habrá que tocar puertas ante la Gobernación del Meta y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo para que se puedan financiar los demás frentes de trabajo.
Colectores de aguas lluvias, obras de mitigación y encauzamiento de ríos (principalmente el Ocoa) y caños, reforzamiento de estructuras y puentes son algunos de los trabajos que se requiere comenzar cuanto antes.

Destacó que algunos proyectos ya cuentan con estudios y diseños, razón por la cual el municipio ahorrará tiempo valioso.
Zuluaga hizo un llamado urgente a la comunidad a denunciar a los ‘avivatos’ que se quieren quedar con la ayuda de quienes sí lo necesitan.

‘Casos de falsos damnificados’

El alcalde de Villavicencio denunció que inescrupulosos en diferentes barrios de la ciudad, especialmente El Rodeo y San Carlos, han sacado colchones abandonados en los caños y los meten en las casas para hacerse pasar como supuestos damnificados, lo cual les permite recibir las ayudas humanitarias del Estado.

REDACCIÓN LLANO SIETE DÍAS