Archivo

Editorial / Madres asombrosas

notitle
02 de mayo 2013 , 07:00 a.m.

Cuando preparamos esta edición para homenajear a las madres, los nombres de varias de ellas saltaron a la mesa y todos pertenecían a mujeres fabulosas, valientes, entregadas, que resumían esa palabra bisílaba y tan sencilla (pero llena de significados), que es la primera que solemos pronunciar: mamá.

Finalmente hubo una en particular que nos sedujo por la relación tan especial que tiene con su hijo, en la que las palabras, las letras, se han convertido en motor para ambos. Se trata de la extraordinaria escritora Laura Restrepo y su hijo, el también escritor Pedro Saboulard. A él le pedimos que –¿cómo no?– nos contara quién es su madre, y el resultado fue un texto íntimo, honesto, bello.

Pero a ella también tuvimos la oportunidad de descubrirla como persona, más allá que como la autora que nos ha cautivado con novelas como Delirio, Demasiados héroes o, más recientemente, Hot sur. Y nos encontramos con una mujer cálida, sencilla, adorable. En resumen: con una madre. Por eso, estamos felices de que nos acompañe en nuestra portada.

Y hay más historias maternales: en esta edición les preparamos la historia de Norma Bastidas, una mexicana que hizo de la adversidad la posibilidad de ayudar a otros, pues luego de que su hijo quedara ciego decidió correr por el mundo para recaudar fondos y ayudar a otros con la misma condición. Y también les traemos una crónica maravillosa, en la que el escritor Paul Brito, a través de las enseñanzas de su madre y las aventuras de un fugitivo, nos relata la historia de una escuela en Barranquilla que una vez fue la cárcel en la que estuvo recluido el legendario Papillon.

Como es costumbre, no descuidamos la moda y la belleza, y en nuestras páginas encontrarán los diseños que se presentarán en el Círculo de la Moda de Bogotá, así como una guía muy útil para mantener hidratada la piel. Y, por supuesto, no olvidamos los regalos para celebrar el día de esas mujeres a las que les debemos todo. A ellas, que siempre nos asombran.