Archivo

Foro del lector

28 de febrero 2013 , 06:54 p.m.

Las heridas de la guerra

Señor Director:
Muy acertado su editorial 'Las heridas de los huérfanos' (27-2-13), al mencionar que una paz duradera requiere una reconciliación integral. Porque, sin ella, el combustible emocional que alimenta el conflicto continuará fluyendo. De los millones de niños y adultos que sufren desórdenes postraumáticos causados por nuestra barbarie podrá salir la nueva generación de combatientes. Ayudar a los niños y a sus mayores a tratar de sobreponerse a ese cruento estado psicoemocional y habilitarlos para vivir vidas productivas es la tarea del Estado y de toda la sociedad colombiana. Una sociedad moderna demuestra su madurez cuando toma todas las medidas para que sus males no se repitan, y no trata de esconderlos con insensatos eufemismos o interesadas ideologías.
Jorge Porras

* * * *

Señor Director:
Una de las causas por la cuales Colombia es uno de los países más desiguales del mundo ha sido el conflicto armado de 50 años, en donde las víctimas ingresaron a la pobreza extrema, a lo cual se le agrega el rompimiento familiar con miles de niños que han quedado en la orfandad y otros han sido reclutados por los grupos armados. Por ello, la reparación de las víctimas es vital para que llegue la paz. De lo contrario, cualquier diálogo se convierte en una nueva frustración. La guerrilla, que comenzó la guerra desde 1964, tiene que darles la cara a las víctimas y repararlas.
Ariel Peña

Solución a la crisis cafetera

Señor Director:
El gremio cafetero, siempre serio, emprendedor y respetable, no puede correr el riesgo de perder su bien ganada imagen y el afecto y credibilidad de los colombianos. Por eso, como sensatamente lo recomienda su editorial 'Por las vías del diálogo' (27-2-13), debe buscar con el Gobierno la mejor solución de su crisis, impidiendo a toda costa la infiltración de oportunistas extremistas, que solo buscan réditos políticos, a través de la discordia, la incertidumbre y el caos. Las malas juntas nunca llaman prontas ni buenas soluciones.
Luis Iván Perdomo Cerquera

Descanso a los caballos

Señor Director:
Como dice su editorial, 'Adiós a las zorras'. Aunque sea con un año de retraso, se agradece mucho el fin de las zorras o carretas en las vías de Bogotá. Gracias a Dios, al menos medio centenar de caballos empezarán a disfrutar de su buen retiro. Era justa y necesaria esta medida, para ir poco a poco terminando con esta triste situación que a diario vemos, no solo en Bogotá sino en todas las calles de las ciudades. Además, se descongestionan las vías, ya de por sí muy complicadas. Ojalá y pronto se termine la tarea comenzada y se recojan los caballos restantes, pues ya es hora de que, en pleno siglo XXI, dejemos atrás ese "transporte" milenario y pasemos a ser un poco "más modernos". ¡Y más humanos!
Lucía Correa

Que la guerrilla no regrese

Señor Director:
Las Farc atacaron una patrulla militar en Sumapaz (Bogotá) con resultados trágicos. Fue zona declarada de consolidación por la seguridad democrática, después de haber puesto en desbandada a los terroristas, lo que seguramente permitía un poco de flexibilidad en los protocolos castrenses. Craso error. Esta acción, cerca de los centros de poder nacionales, exige de las distintas autoridades y de la comunidad en general estar muy alerta para evitar que vuelvan a ganar protagonismo donde ya fueron derrotadas. Todos unidos, en coordinación y oportunidad, somos capaces de detectar relaciones extrañas con el entorno, informando a tiempo de movimientos, transportes, asentamientos, etc., de los bandidos. Hoy en día existen más de 40 millones de celulares y otros medios tecnológicos que facilitan la transmisión de datos en tiempo real. ¡Actuemos ya!
Édgar Guillermo Bejarano Chávez