Archivo

'Caballos recicladores' presentan enfermedades en piel y dentadura

Parte médico revela que mayoría de animales entregados por carreteros requieren atención médica.

notitle
28 de febrero 2013 , 12:18 a.m.

Problemas dentales, dermatológicos y musculares son algunos de los inconvenientes de salud que presenta la mayoría de los 50 caballos entregados por algunos carreteros, a la Secretaría de Movilidad y la Universidad de ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA). (Lea: Cincuenta carreteros entregaron sus caballos al Distrito).

Según el reporte inicial, el 100 por ciento de los equinos necesita atención odontológica y el 90 por ciento de ellos tiene enfermedades de la piel. (Vea en imágenes: El fin de las carretas en Bogotá).

También hay, según los especialistas, enfermedades digestivas y malnutrición en un porcentaje importante de los caballos y, "en menor proporción", afecciones musculares y óseas, "producto del trabajo de tantos años". (Lea: Crónica: el camino de un carretero sin su caballo).

El cuerpo veterinario de la UDCA tratará a los animales y buscará su recuperación. Los caballos que no tengan probabilidades de recuperación no podrán entregarse en adopción y deberán ser sacrificados.

Según la Secretaría de Movilidad, hay más de 3.000 candidatos a adoptantes, cuya idoneidad será evaluada para evitar que se entreguen a carnicerías ilegales o sean sometidos a trabajos forzados.

Después de entregarlos a sus nuevas familias y dueños, los caballos serán vigilados por la Secretaría durante un año, para asegurar sus buenas condiciones de vida. A cada uno de los adoptantes se les entregará una carpeta con certificados de vacunación, desparasitación, procedimiento odontológico, AIE negativo y recomendaciones de cuidado.

La Alcaldía espera que a finales de septiembre de este año ya estén en manos del Distrito los 2.890 caballos censados. Después de esa fecha, el uso de vehículos de tracción queda prohibido en la ciudad y los equinos que circulen por la calle de manera irregular serán decomisados por las autoridades.

REDACCIÓN BOGOTÁ