Archivo

Se necesita cultura ciudadana para reducir el robo de celulares: Petro

Alcalde de Bogotá criticó falta de fiscales y de URI suficientes para combatir a los delincuentes.

25 de febrero 2013 , 12:32 a.m.

Petro, durante la presentación de la Encuesta de Percepción de Seguridad y Victimización en Bogotá, realizada por la Cámara de Comercio de Bogotá, manifestó que las denuncias, que han bajado según la CCB, no son medidas exactas que permitan establecer si el delito baja o aumenta en el plano real.

De otro lado, argumentó que el Distrito es la principal fuente de financiación para la seguridad de Bogotá, aunque señaló que las herramientas para judicializar no son suficientes. Criticó la falta de fiscales y de URI suficientes.

"Durante los semestres históricos la percepción de la seguridad en 15 años aumentó notablemente y tenemos que mejorar aún más", sostuvo el Alcalde y agregó que el número de personas que se declaran víctimas de un delito de una forma violenta también se redujo de manera importante: del 57 al 45 por ciento.

Petro dijo que es importante reconocer que la sensación de seguridad en las calles ha mejorado, sobre todo por cuenta de la entrega de obras y el mejoramiento del alumbrado público. Actualmente, lo que más les preocupa a los ciudadanos en las calles es la existencia de bandas delincuenciales.

Frente al robo de celulares, Petro indicó que esta acción delincuencial se da principalmente en las calles y que no corresponde a los cuadrantes controlar directamente este delito, sino que hay que hacer controles en las calles más transitadas en el marco de nuevos planes de Policía.

"Hay una necesidad de reorganización que hay que discutir, pero necesitamos también cultura ciudadana para que los bogotanos usen los celulares en sitios seguros para no dar papaya", manifestó.

Finalmente, Petro explicó que el peso de la seguridad recae en la Policía, a diferencia de las opiniones de los encuestados que destacan la labor de Ejército. Así mismo, Petro dijo sobre la calle del Bronx que la población de ese lugar depende del consumo y el tráfico de drogas, pero que los líderes de los ganchos viven muy bien en sitios exclusivos de la ciudad o en otras ciudades.

"El que tiene el control en la calle del Bronx es el que tiene el bazuco en su poder", aclaró y manifestó que el 'Sayayín' (distribuidor principal), subió el precio del bazuco, como consecuencia de las acciones de las autoridades, y que entonces los habitantes de la calle acuden al robo de celulares para conseguir dinero y comprar la droga.

"El reciclaje es una manera ideal para que los habitantes de la calle tengan ingresos y eso le quitaría el poder a la figura del 'Sayayín' que es el que los obliga a robar", contó Petro y reveló que lo correcto es que el 'Sayayín' sea reemplazado por los médicos, que pueden suministrarle la droga a los dependientes en el marco de un tratamiento con bases científicas.

REDACCIÓN BOGOTÁ