Archivo

Foro del lector

24 de febrero 2013 , 08:12 p.m.

El partidor político

Señor Director:

Acerca de su editorial ‘Comienzo prematuro’ (24-2-2012), la ambición de poder es general en todos los políticos. Y hasta comprensible. Ojalá, asimismo, se pensara primero en los intereses sociales del país. Pero la experiencia demuestra que la mayoría piensa en sus propios beneficios, inclusive por encima de las colectividades, que por ello mismo han dejado de ser fuertes y cohesionadas. No hay lealtad a ellas, cada quien se mete debajo del toldo que dé más sombra. Pero, abierto el partidor político, en todo caso lo que se espera es que haya respeto, que los grandes proyectos de interés nacional sean respaldados por encima de egoísmos y disputas politiqueras.

Dagoberto Castaño Paredes

* * * *

Señor Director:

No es raro que una campaña electoral comience temprano. En USA, los candidatos de los partidos se lanzan a las primarias con más de un año de anticipación de las presidenciales. Es bueno que se vayan destapando las cartas, más cuando hay de por medio situaciones que tienen gran incidencia en la vida de los colombianos, como las negociaciones en La Habana, el fallo de La Haya, la reforma pensional y la de salud, la desaceleración económica, la aplicación de la reforma tributaria, etc. La papa más caliente que tiene el Gobierno son los diálogos con las Farc. En el próximo año, varios sectores políticos se jugarán el todo por el todo.

Ariel Peña

Propuesta de doble filo

Señor Director:

Primera direccional desde La Habana: actualización predial rural y banco de tierras. Muy bonita propuesta, pero el campo no produce, no lo dejan producir las Farc. Escasamente para la familia y un puchito para vender. No hay incentivos, subsidios como en todas partes, fomento, financiación barata, seguros reales para la cosechita, infraestructura, comercialización estatal “sin robar al campesino”. Hay que protegerlo; primero, darle seguridad familiar. Crear conciencia nacional. Es una propuesta de doble filo, delicada de manejar.

Juan Manuel Díaz Azuero

La Harley por una escuela

Señor Director:

En días pasados, alias ‘Iván Márquez’, desde La Habana, explicó que, al estar en su flamante y costosa moto Harley en Venezuela, se sentía feliz, como un niño montando a caballo. Demostró una faceta humana –curioso–, un sentimiento entendible, legítimo. Los niños sienten, anhelan, miran hacia adelante, como lo hacen los infantes que asistían a la escuelita que les destruyó una de las bandas de las Farc en el sur del país hace pocas semanas. Qué bueno que, siguiendo ese sentimiento, ‘Márquez’ continuara pensando en esos niños y vendiera su Harley, y con ese dinero se pudieran reconstruir los sueños infantiles, que son los de poder volver a estudiar, llegar a la Colombia de mañana liberados del terrorismo, del miedo. Atacar escuelas no es la mejor estrategia de guerra.

Mario García Arango

Relevo en Corea

Señor Director:

Este lunes, en Seúl, la señora Geun Hye-park tomará posesión de la presidencia de la República de Corea del Sur. A partir de 1974, fue primera dama para suplir a su madre: Yong Soo-yook, asesinada por un activista norcoreano que iba a matar a su esposo, el presidente, general Chung Hee-park, quien el 26 de octubre de 1979 caería muerto a manos de su jefe de seguridad.

El general Chung tomó el mando en 1961, limpió el Estado de impurezas, de corruptos, que impedían sepultar la miseria y la humillación. Comprometió, como lo hizo durante la guerra con sus soldados, el heroísmo de su pueblo en la paz e impuso la senda de la superación y el orgullo nacionales, continuados por los siguientes gobiernos. La señora Geun es la primera presidenta de la Corea milenaria, para asombro nuestro, de solo 50 años de vida democrática, afirmada en la educación y el amor a la patria.

Isaac Vargas Córdoba