Archivo

Captura de italiano revive sombra de esa mafia en el país

Iacomino Tomasso sería legendario enlace de mafias italianas. Se investiga presencia en Colombia.

24 de febrero 2013 , 04:55 p.m.

Cuatro meses le tomó a la Dijín ubicar de nuevo a Iacomino Tommaso, un italiano señalado pertenecer a la mafia siciliana, una de las más temidas en Italia.

El nombre de Tommaso ya era conocido entre los investigadores de la Policía, pues en abril del 2006 había sido capturado en una operación antinarcóticos y recluido en la cárcel de alta seguridad Cómbita. De hecho, la Corte Suprema había autorizado su extradición a Italia para que ante un tribunal de Roma respondiera por narcotráfico.

“Pagó cárcel en Italia, pero regresó al país para retomar los contactos y volver a enviar droga por la ruta España”, señala un oficial de la Policía.

Tommaso, de 65 años, fue capturado en Bogotá en las calles del barrio Galán luego de que Italia expidió circular roja de Interpol por asociación ilícita y delitos relacionados con narcotráfico, proceso que enfrenta ante un tribunal de Palermo.

Para las autoridades italianas, Tommaso es conocido como Salvatore Cafareillo, alias que utiliza en el mundo del cartel la ‘Cossa Nostra’. En ese país es considerado como uno de los hombres más cercanos a Bernardo Provenzano, que por años fue llamado el capo de capos, pues durante 40 años controló el tráfico de cargamentos de cocaína por los puertos de Italia. Provenzano fue capturado días antes de Tommaso, en una operación que fue noticia en el mundo en el 2006.

Con esas capturas, las autoridades daban por cerrado el capítulo de la ‘Cossa Nostra’ en Colombia. Pero a mediados del año pasado, la Fiscalía volvió a tener información de la presencia de Tommaso y de sus andanzas en el país. La Policía recibió entonces la orden de verificar los contactos de este hombre y la existencia de la ‘sombra’ de la mafia italiana en el país, de la que, según las investigaciones, tuvo nexos con los paramilitares y con carteles de Cali y Medellín en su momento.

Además de los indicios de los pasos de Tommaso, se sumaba las afirmaciones del fiscal Francesco Forgione, expresidente de la Comisión Parlamentaria Antimafia, que en el 2009 escribió en uno de sus libros que la mafia italiana aún mantenía alianzas con narcotraficantes colombianos. “Hoy en día los capos de la ´Ndrangheta son los principales aliados de los narcos colombianos, y, en los últimos años, esta alianza criminal se ha fortalecido. Los representantes de las principales familias mafiosas calabresas se han instalado en Colombia y hombres claves de los narcos colombianos viven en Italia para garantizar los negocios y la inversión de capitales producto del tráfico de la droga”, se lee en un aparte del libro.

La existencia en el país de miembros del cartel ´Ndrangheta, que ahora es uno de los más perseguidos en Italia, aún es materia de investigación de la Policía. Lo cierto es que organismos de inteligencia han detectado una nueva ruta de tráfico hacia Italia, que está en verificación. “Sacan la droga en lanchas desde Colombia hasta Centroamérica o Ecuador, y luego en contenedores envían pequeños cargamentos de cocaína a España, para luego llevarla hasta Italia”, señala la Policía.

Agrega que la existencia de las mafias italianas es difícil de investigar, pues históricamente han actuado en círculos cerrados al que solo pertenecen sus familias. “Lo peligroso es que una vez logran consolidarse buscan controlar un territorio completamente”, señala un oficial de la Policía, que asegura que estos carteles funcionan al estilo de las bandas criminales: no solo se concentran en la cocaína sino que cobran extorsiones y cometen homicidios para saldar deudas.

REDACCIÓN JUSTICIA

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE