Archivo

Legitimidad/ Opinión

22 de febrero 2013 , 05:50 p.m.

"Donde no hay justicia es peligroso tener razón, ya que los imbéciles son mayoría." Francisco de Quevedo

Prosiguen las conversaciones Gobierno-Farc y los secuestrados no les merecen importancia, eso deslegitima el proceso.

Reitero el apoyo al proceso, pero no a cualquier precio. La verdad debe regirlo, por eso es inaceptable que tácitamente el gobierno haya aceptado la versión de las Farc que no tienen secuestrados.

El proceso necesita legitimidad desde ahora y se logra con base en la verdad sobre hechos que ligan a las partes. No se puede pactar una sola expresión con base en la farsa presente en la mesa. No es cualquier mentira, es la vida de ciudadanos honestos, uniformados y civiles, nacionales y extranjeros, que deben gozar de la libertad y todos sus derechos.

Garantizar la integridad de los ciudadanos, especialmente de los secuestrados le corresponde al Gobierno, por eso la reiterada solicitud para que antes de avanzar la discusión, el Gobierno exija la entrega de todos los secuestrados, sin excepción; así como lo hacen sus familiares, con pobre apoyo ciudadano.

El proceso de paz con base en mentiras es injusto, peligroso y pone en riesgo su aplicación.

Jairo Gutiérrez Quiroga
Psicopegago
jairoguqui@hotmail.com