Archivo

724 jóvenes afrodescendientes se vinculan a la vida laboral

En Barranquilla se presentó el programa de Usaid y la Alcaldía para capacitar a esta comunidad.

notitle
21 de febrero 2013 , 09:20 p.m.

Una especie de 'grado', de manos del embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley, recibieron el jueves en Barranquilla 724 jóvenes afrodescendientes que hacen parte de una iniciativa que busca la formación y vinculación laboral a esta comunidad. (Vea las imágenes de los jóvenes)

El programa, liderado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y respaldado por la Alcaldía de Barranquilla, promueve capacitaciones en los sectores energético, portuario, logístico y de construcción, comercio y servicios y como agentes de contact center.

El proyecto tuvo una inversión inicial de 1.146 millones de pesos. El 56 por ciento fue aportado por Usaid, el 22 por ciento, por la Alcaldía de Barranquilla y el resto se obtuvo por medio de alianzas con el sector privado.

Sergio Rivas, representante del programa para Colombia, explicó que "el presupuesto total para los cinco años del programa, en los cuales se atenderá a afros e indígenas, será de 61,4 millones de dólares, que entrega el gobierno norteamericano".

En el teatro Amira de la Rosa se realizó una emotiva ceremonia, a la que también asistieron la alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera; el gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre, y el director del Programa Presidencial para Afrodescendientes, Óscar Gamboa, entre otros.

Noralbis y Angelina, dos de las beneficiarias del programa, saludaron en lenguaje palenque y relataron parte de su historia ancestral, algo que impactó a los asistentes.

McKinley resaltó el contexto "especial" en el que se realizó el acto, pues en su país se conmemoran 150 años de la proclamación de emancipación de la esclavitud por Abraham Lincoln, y 50 años de la marcha de Washington, en la que Martin Luther King dio su famoso discurso 'Tengo un sueño'.

"El talento es universal; las oportunidades, no", aseguró el diplomático, tras destacar que "estamos presenciando un momento dorado en términos de crecimiento económico de Colombia y del empuje en la región y en el mundo".

El diplomático resaltó la importancia del apoyo del sector privado para sacar adelante este tipo de iniciativas.

La directora del programa, Azucena de Benedetti, recibió un aplauso interminable de sus pupilos. Cuando tomó la palabra, dijo, emocionada, que "todavía es posible soñar en una sociedad más igualitaria", y manifestó que las "desigualdades son irreversibles cuando las víctimas las asumen como su culpa".

Todos los asistentes manifestaron la necesidad de incluir a las comunidades afro para el progreso del país.

Al finalizar la ceremonia, algunos de los estudiantes, ya a pocos meses de ingresar al mercado formal, brindaron una cálida bienvenida a la comitiva, que incluyó un banquete preparado por ellos mismos como parte de su formación. Otros de sus compañeros pararon un minuto sus clases o se quitaron las diademas con las que atienden llamadas en el call center para saludar.

REDACCIÓN BARRANQUILLA