Archivo

Indagarán actuación de abogados en caso del Palacio de Justicia

Abogado Ibáñez argumentó su retiro en noviembre por "falta de confianza" que le tenían altos mandos.

21 de febrero 2013 , 09:19 p.m.

El 19 de noviembre, faltando cinco días para que Colombia presentara la contestación a la demanda por los hechos del Palacio de Justicia ante la Corte Interamericana, se designó oficialmente al abogado Rafael Nieto Loaiza como agente del Estado.

Esto, después de una puja de seis meses entre la Agencia de Defensa Jurídica del Estado, el Ministerio de Defensa y altos mandos militares sobre la designación del abogado Jorge Enrique Ibáñez, quien se retiró del caso el 6 de noviembre argumentando la desconfianza de "todos los estamentos de la Fuerza Pública" con su designación.

La estrategia ante la Corte -que encendió la polémica, porque niega que haya habido desaparecidos civiles luego de la recuperación militar del Palacio- dejó en evidencia que aunque la Agencia para la Defensa Jurídica de Estado tiene desde su creación, en el 2011, la misión de "planificar, coordinar, ejercer, monitorear y evaluar" la estrategia en esas demandas, en varios casos no ha podido imponer esa política.

Este jueves, la Judicatura anunció que indagará la actuación de los dos abogados en el caso. "No se puede negar que en los hechos del Palacio de Justicia hubo desapariciones, las cuales se han establecido por sentencias de jueces administrativos", dijo el magistrado Wilson Ruiz, presidente de la Sala Disciplinaria.

En su carta de renuncia a la defensa del caso ante la Corte -que nunca asumió oficialmente- el abogado Ibáñez aseguró que aunque contaba con el apoyo de la Agencia enfrentaba "un problema insalvable": "La falta de confianza para conmigo (...), expresada con toda sinceridad y confianza tanto por el alto mando como por distinguidos oficiales retirados".

El miércoles en la noche, en entrevista con ELTIEMPO.COM, Ibáñez aseguró que los militares "lo vetaron" y que el propio general Alejandro Navas le manifestó esa situación.

“Yo tenía claro que mi trabajo y mi obligación eran defender al Estado y no los intereses particulares. Lo que estaba en juego era la institucionalidad del país y no lo que querían algunas personas”, dijo Ibáñez. Este jueves, ni el general Navas ni el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quisieron referirse al tema.

En marzo del 2010, contratado por la Cancillería, Ibáñez admitió ante la Comisión Interamericana (la instancia previa a la Corte) que en el país había investigaciones por la presunta responsabilidad de militares en el delito de desaparición forzada.

“De pronto eso fue lo que no gustó, pero era una realidad que en ese momento no se podía desconocer y que ahora tampoco se puede dejar de lado”, le dijo a EL TIEMPO.

Desde el 2011, con el nacimiento de la Agencia, todos los casos en el Sistema Interamericano pasaron a manos de la Agencia. En mayo, el país fue notificado de que el caso iba a la Corte. Finalmente, a días de la fecha límite para contestar la demanda en esa instancia, el abogado Nieto asumió la defensa.

REDACCIÓN JUSTICIA