Archivo

La buena Fama / Columna de gastronomía

Este restaurante no es apto para vegetarianos porque su especialidad es la carne.

21 de febrero 2013 , 06:44 p.m.

Así les decían a las carnicerías hace algún tiempo: famas. Aún hoy les dicen así en algunos pueblos, en ciertos lugares. Famas. Por lo tanto el nombre resulta ideal para un restaurante que no es apto para vegetarianos, pues lo suyo es la carne. De res, de cerdo y de pollo, aunque solo ciertos cortes seleccionados.

Ya había restaurantes de carnes: siempre los ha habido, entre otras razones porque este ha sido un país carnívoro. Ya había buenos lugares para comer costillitas y hay muchos que ofrecen en su carta alguna carne con el apellido barbecue.

Aun así, La Fama es, en ciertos aspectos, un restaurante novedoso. Y buena parte de su novedad radica en que sus dueños recorrieron algunas de las regiones del sur de los Estados Unidos en donde se precian de tener el verdadero barbecue, comieron allí, disfrutaron, echaron ojo, se asesoraron y con base en aquella experiencia montaron este restaurante que ha estado a tope desde el día en que abrieron las puertas.

¿Por qué? Porque tienen unos chicharrones adictivos. Porque su método barbecue implica marinar las carnes con atractivas especias durante varias jornadas y luego ahumarlas por muchas horas, lo cual les da un sabor realmente sabroso. Porque la puesta en escena del restaurante –un galpón, una bodega– resulta diferente, acogedora... Y descomplicada: tanto así que se sugiere comer las carnes con la mano, que es, por ejemplo en el caso de las costillitas, la mejor manera de hacerlo. Por cierto, sus carnudas costillitas son recomendables.

Sin embargo, la joya de la corona es el morrillo. Sí, curiosamente una carne que poco se come y que poco se ofrece. Pero cuando el morrillo da con un cocinero paciente, que sabe que el costo de probar esa carne tan gustosa es el largo tiempo de su preparación, se pueden lograr maravillas.

Es tan bueno el morrillo, y tan buenas en general las carnes de La Fama, que ameritan un mejor vino de la casa. Y sugeriría darle una revisión a la receta de esa ensalada que tanto me gusta, cole slaw. Como dirían odiosamente algunas señoras, “no está mal”. Pero podría estar mejor.

No empañan, sin embargo, este par de peros la buena oferta de este restaurante al que recomiendo ir con amigos y poner las carnes en el centro de la mesa, para compartir.

La Fama. Carrera 65 Bis No. 2-85, Bogotá. Teléfono: 644-7766.
elcalderodesancho@yahoo.com.co