Archivo

Cerca de 60 muertos dejó atentado suicida con carro bomba en Siria

Sería el más sangriento en Damasco, desde que comenzó la rebelión al régimen, en marzo de 2011.

21 de febrero 2013 , 08:03 a.m.

Así lo estima el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), tras el atentado suicida en el que al menos 59 personas, en su mayor parte civiles, murieron este jueves.

El régimen sirio de Bashar Al Asad acusó este jueves a grupos "terroristas" relacionados con la red Al Qaeda de haber perpetrado el atentado.

Al Asad asimila sistemáticamente a los rebeldes con "terroristas" financiados desde el exterior.

El ministerio sirio de Relaciones Exteriores señaló que el apoyo a esos grupos es "contrario a la ley internacional y las resoluciones de Naciones Unidas en materia de lucha contra el terrorismo".

El atentado fue seguido por dos disparos de mortero contra la sede del Estado Mayor en el barrio de los Omeyas en Damasco, dos días después de la caída de un obús cerca del palacio presidencial, por primera vez desde el inicio del conflicto hace cerca de dos años.

En horas de la mañana, cuando hay gran afluencia en el barrio comerciante de Mazraa, un kamikaze hizo estallar el carro repleto de explosivos delante de un retén que obstruía la entrada a la sede del partido Baas, en el poder desde hace medio siglo en el país.

Imágenes difundidas por la televisión mostraban vehículos destruidos por el fuego, una espesa humareda negra, cuerpos ensangrentados y edificios dañados.

"¿Esta es la libertad que quieren? ¿Esto es el Ejército Sirio Libre?", preguntó un hombre, refiriéndose al rebelde ESL, al ser interrogado por la televisión siria en el lugar de los hechos.

"Es terrorismo (...) ¿A esto le llaman islam?", dijo a la televisión uno de los heridos.

La explosión hizo estallar los vidrios de las ventanas de la embajada de Rusia, sin causar heridos, informaron las agencias de prensa en Moscú.

Rusia es una de las pocas potencias extranjeras que apoyan al régimen de Damasco y que continúa con una presencia diplomática en la capital.

Al Ejbariya, el canal oficial, aseguró que entre los heridos figuran niños "porque hay una escuela cerca" del lugar de la explosión.

El OSDH asegura que también estallaron otros dos carros bomba cerca de dos puestos de los servicios de seguridad en el barrio de Barzé,.

Varios atentados mortíferos, dirigidos principalmente contra los edificios gubernamentales, sacudieron Damasco en los últimos meses. La mayoría fueron reivindicados por los rebeldes islamistas.

La opositora Coalición de Oposición siria denunció el atentado "terrorista" con coche bomba y calificó de criminales los ataques contra civiles "independientemente de quien sea el autor".

Las tropas del régimen impiden desde hace meses que los rebeldes ingresen en Damasco, plaza fuerte del poder, y los atacan con aviones y artillería pesada en las cercanías de la capital.

En momentos en que el vecino Líbano procura mantenerse a distancia del conflicto sirio, el ESL amenazó con atacar a partir del jueves las posiciones del movimiento libanés Hezbolá, al que acusa de bombardear localidades rebeldes en Siria, en una escalada que hace temer de nuevo una extensión del conflicto.

Por su parte, la oposición en el exilio estaba reunida en El Cairo para examinar la propuesta de su líder, Ahmed Moab al Jatib, de llevar a cabo conversaciones con representantes del régimen, con el fin, según él, de terminar logrando que el presidente Bashar al Asad abandone el poder.

DAMASCO
AFP