Archivo

Ushuaia, punto de partida para los que van a conocer el cono sur

Los fríos patagónicos dan la bienvenida a Ushuaia, en las costas argentinas del canal Beagle.

notitle
20 de febrero 2013 , 06:00 p.m.

Abajo, muy abajo, tanto que se le reconoce como la ‘ciudad más austral del mundo’.

Capital de la provincia de Tierra del Fuego, de la Antártida y las islas del Atlántico Sur, ha sido un punto clave para el desarrollo industrial, portuario y turístico del Cono Sur.

Hoy, 250.000 turistas llegan al año hasta esta metrópoli, a 3.000 kilómetros de Buenos Aires, para desde allí conquistar los confines de América: en plan de esquí al cerro Castor, a caminar por los glaciares Martial o Vinciguerra, o a embarcarse en cruceros que surcan las aguas del mar de Drake o van rumbo a la Antártida. Imperdonable partir a estos planes sin dedicar por lo menos un día a esta pintoresca ciudad rodeada de lagos y glaciares.

En pocos pasos

Recorrer Ushuaia es perderse entre calles empinadas y casas de techos a dos aguas en madera pintadas de colores vivos, con los Andes nevados como telón de fondo. A cada paso se sienten constantes cambios de temperatura y repentinos vientos, por lo que es recomendable ir muy bien abrigado.

También es verla desde los miradores, es navegar el Beagle, caminar por el muelle Eduardo Brisighelli y conocer a sus amables pobladores. Recorrerla es muy fácil, son pocas calles y muy contados los lugares que no se debe perder.

Curiosamente, uno de los más renombrados es la mítica prisión, hoy museo, construida allí en 1902. Con una fama aún más temible que la de la famosa isla de Alcatraz en Estados Unidos, esta cárcel acogió hasta 1947 a criminales de grueso calibre, reincidentes y presos políticos que pagaron allí largas penas.

Sus historias y lo que debieron padecer se ve en el Museo Marítimo y del Presidio de Ushuaia a través de dos pabellones de los cinco que tenía. Uno de ellos está tal y como fue en la época de la prisión y el otro contiene documentos, fotos y parte del museo naval de la ciudad.

En las paredes de esta cárcel que trajo buena parte del desarrollo a estas tierras se leen la historia de los nómadas que llegaron allí y la vida de indígenas, colonizadores, piratas, aventureros y los fundadores de Ushuaia.

El tren del fin del mundo

La prisión contaba con la línea de ferrocarril más austral del mundo, que conducía a los penados desde el presidio a los campos de trabajo situados en lo que hoy es el Parque Nacional Tierra del Fuego. Ahora funciona con fines turísticos, y conecta la prisión con la Estación Fin del Mundo situada en el ingreso del parque, ocho kilómetros adelante.

En el recorrido se ven las ruinas de madera del viejo puente y la reconstrucción de un típico asentamiento de los indígenas yamanas que habitaron la zona. Y finalmente entra al parque, declarado como tal en 1960, con una superficie de 63.000 hectáreas de bosque andino patagónico.

No puede partir de la ciudad sin probar el cordero patagónico, la centolla fueguina, la trucha, la merluza negra y los mejillones. En el centro hay parrillas que ofrecen todo el sabor de esta gastronomía. Y sitios como la panadería Tanté para probar cafés, chocolates y alfajores. En invierno se celebra el Festival Gastronómico Ushuaia a Fuego Lento, con circuitos gourmets, clases de cocina, degustaciones y capacitación para profesionales.

Ushuaia, vocablo que significa en voz de los indígenas yamanas “bahía que mira hacia el oeste”, sin duda es un buen abrebocas para lanzarse a descubrir los bosques, las montañas y los mares del confín del mundo.

Si usted va

Para ir a la Patagonia…

Los colombianos
no requieren visa. Con el pasaporte o la cédula colombiana se ingresa a Argentina sin restricción.

A la hora de volar

LAN cuenta con dos vuelos diarios Bogotá-Lima, tres vuelos diarios Lima-Buenos Aires (aeropuerto Ezeiza), ocho vuelos semanales a Ushuaia.
www.lan.com

A la hora de dormir:

A siete kilómetros del centro de la ciudad y sobre la playa del Beagle se encuentra el hotel Los Cauquenes. Un sitio ideal para contemplar las montañas y las aguas marinas del canal.

Hace parte de un proyecto creado por la Fundación Vida Silvestre Argentina para promover el desarrollo responsable del turismo en el entorno natural.

Es miembro de Small Luxury Hotels of the World, y se
destaca por la armonía que logra entre la arquitectura fueguina y la naturaleza. Con 54 habitaciones, construido en piedra, ofrece un ‘spa’ con piscinas climatizadas, ‘jacuzzi’ y saunas, así como tratamientos y masajes corporales que dejan al viajero listo para enfrentarse a las aventuras del sur.
Informes: www.loscauquenes.com

No olvide visitar

Cerro Castor:
está a 26 km de Ushuaia. Su temporada de nieve se extiende desde junio hasta octubre (la más larga de todo el hemisferio). Tiene 28 pistas de esquí de diferentes niveles y nueve medios de elevación, que transportan hasta 9.500 personas por hora. Gracias a su ubicación tiene nieve de muy buena calidad.

*Invitación de LAN y Cruceros Australis.
Ushuaia (Argentina).