Archivo

¿Está preparada la Iglesia para un papa negro?

Expertos dicen que durante último cónclave se habló de Sumo Pontífice originario de América Latina.

notitle
18 de febrero 2013 , 01:45 p.m.

A solo unos días del clamoroso anuncio de la renuncia de Benedicto XVI, que de hecho abrió las negociaciones y los acuerdos para elegir a su sucesor, el cardenal ghanés Peter Turkson, titular del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, dijo sin ningún empacho que en estos momentos existía la real posibilidad de que el nuevo papa pudiera provenir del llamado continente negro o de algún país en vías de desarrollo.

“Las jóvenes iglesias de África y de otras regiones no europeas han madurado mucho en estos últimos años y debido a esto ahora cuentan con cardenales que bien podrían de ejercer, con la ayuda del Señor, el liderazgo de la institución que guía el mundo católico en el mundo”, declaró el cardenal Turkson proponiendo, lícita y seriamente, el posible ascenso de un papa negro o no europeo a la Cátedral de San Pedro.

Y si bien el cardenal ghanés reconoció que los países en vías de desarrollo no necesitan de un papa para crecer, porque lo han hecho con los pontífices europeos, aclaró que un Pontífice del llamado sur del mundo, donde vive la mayoría de los católicos, “reforzaría su fe en la Iglesia y el mismo catolicismo en el planeta”.

¿Está preparada la Iglesia de Roma para este radical cambio?

Aun cuando parece prematuro hablar de la posibilidad real de que el Colegio Cardenalicio puede optar por un papa africano o no europeo, la inusitada propuesta del cardenal Turkson —quien junto con su homólogo nigeriano Francis Arinze son los dos purpurados africanos papables con más posibilidades— es abiertamente apoyada por tres expertos en la materia entrevistados por ‘El Universal’.

Para el teólogo y jesuita mexicano Mario López Barrio, profesor de Teología del Nuevo Testamento en la Universidad Gregoriana de Roma, y para los conocidos vaticanistas y escritores Andrea Tornielli y Marco Politi (el primero es no solo colaborador del diario ‘La Stampa’ sino uno de los laicos más cercanos al actual pontificado, mientras que el segundo, además de colaborar para ‘Il Fatto Quotidiano’ por años —hasta antes de su jubilación— fue uno de los articulistas más leídos en el prestigiado periódico italiano ‘La Repubblica’) esta propuesta no puede ser descartada a priori.

Sin embargo, todos ellos coinciden en que todavía no ha llegado el momento para dar como un hecho un cambio tan trascendental en la Iglesia de Roma.

Una gran madurez

Luego de recordar que las opiniones sobre este tema están muy divididas, el teólogo mexicano dijo que personalmente se inclina “a pensar que quizá sea el momento para elegir un papa de color o de un continente no europeo, pero es una simple opinión, porque creo que no es algo inmediato”.

“Pero al respecto agregaría que la Iglesia ha alcanzado una gran madurez como para aceptar un cambio tan radical del cual nada sabemos. Tenemos que esperar para ver lo que sucederá”, explica.

Llevando el argumento al ámbito religioso, el jesuita agregó que el único que podría dar una respuesta cierta a esta incógnita es el “Espíritu Santo, que es el que realmente gobierna la Iglesia; a nosotros solo nos toca orar para que Él ilumine a quienes tendrán que elegir al nuevo Papa”.

También para Marco Politi, la Iglesia está lista para tener un papa de piel negra.

“El mismo Benedicto XVI dijo hace algunos años que había cardenales africanos de enorme relevancia, pero no creo que en este cónclave pueda elegirse un africano o un asiático, porque el actual gran desafío del catolicismo es la secularización de Europa y Estados Unidos. El problema, sin embargo, lo pondrá América Latina, donde además de vivir la mitad de los católicos del mundo, existen cardenales de enorme espesor intelectual y espiritual”, explicó.

Al respecto, el vaticanista precisó que si el cónclave llega a bloquear el regreso de un papa italiano, para seguir recorriendo el camino de la internacionalización del pontificado, “América Latina puede tener muchas posibilidades”. Con todo, recordó que “los cónclaves siempre reservan sorpresas”.

Andrea Tornielli afirmó, por su parte, que el Vaticano y el mundo están preparados para aceptar a un Papa africano o no europeo, no sin antes recordar que durante el cónclave del 2005 se habló muchísimo de la posibilidad de que se eligiera un Papa latinoamericano.

“En mi opinión, no hay ningún problema en que sea elegido un Papa no europeo, porque creo que la Iglesia está preparada para aceptarlo, pero antes de anticipar algún pronóstico es necesario conocer cuál es el perfil que deberá tener el futuro Pontífice, el cual podría no coincidir con el de los cardenales africanos o latinoamericanos- afirma. De lo que estoy totalmente seguro es de la total inexistencia de una eventual discriminación geopolítica en el Colegio Cardenalicio”.

JORGE GUTIÉRREZ
EL UNIVERSAL (MÉXICO)/ GDA