Archivo

Se abre polémica por bulevar de la avenida Colombia

Enormes respiradores y eliminación de barandales a orillas del río Cali, los reparos.

17 de febrero 2013 , 07:58 p.m.

Para el 28 de abril está prevista la apertura del túnel de la avenida Colombia y la alameda junto al río Cali, donde en diciembre pasado se montar las tascas. Pero no todos quedaron contentos con los acabados.

Los enormes respiradores y el mismo trazado de la alameda son objeto de polémica.

"Por cada obra habrá 10 arquitectos a los que no les guste. Ese es un concepto moderno, vanguardista. En Cali tenemos la costumbre de pensar en negativo. Son cosas positivas, de ciudades modernas, no nos quedemos en la caverna en la que se han quedado muchos arquitectos", dijo el secretario de Infraestructura, Miguel Meléndez.

Jorge Mario Román, vicepresidente técnico de Conalvías, la firma contratista, dijo que el sistema de extracción del aire era suficiente para lo que requería la obra y que colocarlo abajo, en el túnel, era complejo por las limitaciones de espacio, y que esas consideraciones técnicas las tenía en cuenta el arquitecto.

"La arquitecta Elly Burckhardt, bajo ciertos parámetros, consideró su urbanismo y paisajismo de acuerdo con lo que estaba construido. Habrá posiciones en contra o a favor, pero básicamente. Nos ajustamos a lo que quería el diseñador", dijo Román.

El arquitecto de la Universidad del Valle, Paulo Buitrago, recordó que el bulevar Niza en Bogotá también tiene enormes respiradores que pintaron de blanco.

"Los respiradores son inevitables, el problema es de apreciación, son más de soporte técnico que estético. Aquí lo importante es el espacio público que dependerá mucho de las actividades que lo acompañen. Si no hay una revitalización de los edificios aledaños se volverá un espacio público de nadie y con el tiempo se deteriorará", dijo.

La presidenta de la Sociedad de Arquitectos en el Valle, María Claudia Villegas, dice que no ve a los caleños de paseo por la alameda porque los usuarios del centro no caminan por esta zona sino que cruzan la primera.

"No es un paseo natural. La visual de la primera, cuyo eje tradicional es la linealidad de la perspectiva hacia la Ermita, se pierde porque esas chimeneas monstruosas son de un tamaño descomunal y la ocultan. Además, el paso del MIO debió estar hacia la margen del río, no pegado a los edificios", dijo la arquitecta.

"Qué les costaba dejar la baranda como hito continuo del río, la tumbaron sin permiso. Cada alcalde tumba las cosas y nos quedamos sin memoria. La primera es uno de esos hitos y había que ponerle mucho cuidado. Responsabilizó de lo que pasó ahí al ministerio de Cultura", agregó.

CALI.