Archivo

David Bowie, el regreso del eterno camaleón

Tras diez años de espera, el roquero británico vuelve con un álbum rodeado de misterio.

notitle
16 de febrero 2013 , 04:59 p.m.

Tres sujetos comparten unas pintas de cerveza en un bar: el escritor Salman Rushdie, el comediante Ricky Gervais y el roquero David Bowie. La Liga Extraordinaria. Pero no hablan de cosas profundas. Alguno pregunta "¿Qué hicieron anoche?", recuerda el humorista de ese encuentro fortuito que se dio en los estudios de la BBC en el 2006. El episodio dio pie al recordado 'sketch' que el llamado camaleón del rock protagonizó en la serie Extras, una de sus pocas apariciones públicas en los últimos 10 años.

"(Bowie) vio un DVD mío y me mandó un mensaje electrónico en el que decía: 'Lo vi, me reí, ¿qué hago ahora?'. Nos hicimos amigos -cuenta Gervais sobre cómo surgió esa colaboración de su ídolo-. Luego, en su cumpleaños 58, le escribí en un correo 'Felicidades, es momento de que consigas un trabajo real', y me respondió: 'Tengo un trabajo real: David Bowie, dios del rock'".

Muy pocos se pueden dar el lujo de llamarse 'dioses' y que les resulte creíble. Y son contados los que vuelven tras varios años de silencio y despiertan la misma atención: A sus 66, Bowie ha anunciado un nuevo álbum en estudio, The Next Day, pese a que no ha hecho una sola aparición musical en vivo desde el 2006. Y sin embargo, ya despertó la sensación de que, como lo hizo con Ziggy Stardust (1972), Let's Dance (1983) o Earthling (1997, con su famoso sencillo I'm Afraid of Americans), pondrá de nuevo pautas en la música que viene en el futuro.

El pasado 8 de enero, representantes de Bowie liberaron el sencillo Where are we now?, el primero suyo en 10 años en los que se presumía que se había retirado. Y además, anunciaron que el disco aparecerá en el mercado el 11 de marzo.

Tony Visconti, su productor y coequipero, dijo que no cree que el camaleón haga una gira de promoción, pero su guitarrista Earl Slick reconoció el pasado martes al portal Spinner.com que no se sorprendería si deciden presentarlo en vivo.

Nunca se ha ido

Con esto, Bowie pone fin a los rumores sobre su estado de salud, supuestamente deteriorado. Por años, se había especulado que se había retirado porque ya no se sentía bien, un chisme que alimentó con su negativa a actuar en las ceremonias de los Juegos Olímpicos Londres 2012.

La última aparición musical de Bowie fue en un concierto benéfico en noviembre del 2006 junto a Alicia Keys, en el Black Ball de Nueva York. Pero tuvo más eco lo que hizo unos meses antes: unírsele a David Gilmour para cantar Confortably Numb y Arnold Layne, de Pink Floyd, en el DVD concierto Remember That Night, que se celebró en el Royal Albert Hall. Aunque no fue una presentación perfecta, sí fue histórica y profundamente emocional.

Eso sí, Bowie ha mantenido sus apariciones en el cine. La más notoria, en el 2008, cuando interpretó a un millonario llamado Cyrus Ogilvie, en la cinta August. También, en el 2007, puso su voz para un capítulo de Bob Esponja, caracterizando a Lord Royal Highness ("Lord alteza real").

Lejos del retiro, hoy es claro que Bowie permaneció estos años silencioso, observando. Tal vez camuflado en el ambiente, como un camaleón. Se alejó de las entrevistas (dicen que se aburrió de que le preguntaran una y otra vez acerca de su bisexualidad) y decidió que sea Tony Visconti quien hable por él ante el mundo.

Una colaboración en el 2006, haciendo la segunda voz en una canción del álbum Return to Cookie Mountain, de la banda TV on the Radio, fue una pequeña 'ñapa'. Y se nota que no le pudo decir no a la actriz Scarlett Johansson cuando esta lo invitó, en 2008, a su disco para hacer los coros en una versión de Fannin Street, original de Tom Waits.

La influencia de David Bowie es inmensa, y sus pupilos la reconocen. Beck le rindió tributo en vivo el pasado 5 de febrero al interpretar su canción Sound and Vision con un ensamble de 167 músicos y cantantes; la banda Devo lo ve como un padrino en el documental Are We Not Men?, que se encuentra en postproducción.

Por eso y mucho más, Bowie, el camaleón, es inagotable. Reaparece cuando siente que es el momento y ahora, como Willy Wonka (el original, de Gene Wilder), vence la idea de la vejez con un brinco, antes de abrir las puertas de su fábrica de chocolates.

'Se volvió alguien real'
David Bowie grabó con TV on the Radio en 2006

Los integrantes de la banda TV on the Radio recuerdan cuando David Bowie entró con ellos al estudio para grabar la canción 'Province', en el 2006.

"Cuando llegas a hacer las cosas como las querías hacer y de repente tienes contacto con alguien que te inspiró, que está en tu misma situación pero multiplicado por millones, eso nos haló a todos (...) Estamos aquí por 'Ziggy Stardust'" contó a EL TIEMPO Tunde Adebimpe, líder de la banda. Dice el músico neoyorquino que "suele pasar que la gente está asustada cuando él llega a trabajar, porque es Bowie, y hay una cosa cultural impactante, antes él era tan raro como te puedes imaginar, pero cambió y se volvió alguien real. Fue muy chévere saber que quiere escuchar lo que tienes para mostrarle, te olvidas de que es Bowie y entramos a grabar".