Archivo

Poco apoyo a marcha por la libertad de Edson y demás secuestrados

Víctimas del secuestro de Edson Páez reclaman solidaridad de los metenses.

notitle
15 de febrero 2013 , 04:49 p.m.

"Salimos poquitos, pero los que salimos lo hacemos de corazón y con la firmeza de pedir la libertad de mi hijo Edson Eduardo (Páez Serna)", dice Silvia Serna, la madre del joven secuestrado por el frente 26 de las Farc hace 17 meses y 14 días.

"Pensé que no iba volver a vivir esto de la indolencia de la gente, esto es muy duro, pero no hay que desfallecer en exigir, porque no es un favor, es exigir la libertad de Edson y de los otros secuestrados", pronuncia Gloria Marín, secretaria de Víctimas del Meta, que por más de 12 años vivió la angustia del secuestro de su esposo, el suboficial de la Policía Carlos José Duarte.

Los dos testimonios surgieron el viernes luego de la poca concurrencia de los metenses a la marcha por la libertad del universitario Edson Páez, que salió a las 10 de la mañana del parque de Banderas, junto al Palacio de Justicia, y se desplazó hasta la plaza Los Libertadores.

No más de 100 personas salieron a acompañar a Silvia Serna, la mujer que junto con su marido se han internado en los sitios de mayor influencia de la guerrilla en el sur del Meta en busca de información del estudiante de administración de empresas, de la Universidad San Martín.

"Necesitamos del apoyo de la gente para que nuestros familiares secuestrados no sean olvidados, los civiles también queremos libertad y pedimos solidaridad", dice Silvia Serna.

Junto a Silvia y Gloria también marcharon los familiares de Helí Ballesteros, ganadero secuestrado en su finca La Frontera, en la vereda Candilejas, de Puerto Lleras, la noche del 23 de diciembre del 2011.

Ellos también pagaron por su padre, y no se lo han devuelto; por eso claman por su libertad.

REDACCIÓN LLANO 7 DÍAS