Archivo

Con permiso, yo me piso

notitle
12 de febrero 2013 , 01:42 p.m.

Algo así, en latín, griego e italiano, le dijo al curubito del Vaticano su santidad el Papa. Ese "con permiso, yo me piso" se lo robé a una portada de la revista Alternativa, que en 1982 puso foto del presidente Julio César Turbay Ayala diciéndole al país "He terminado, con permiso yo me piso". Y se fue de embajador al Vaticano a tomar té con los cardenales.

El Papa no renuncia porque sea novio de Hillary Clinton o de Sofía Loren. Renuncia porque admite que le faltan pilas. Ojalá lo imiten los 187 vanidosos ineptos que tienen al gobierno santista andando a paso de tortuga. "Prosperidad para todos". No es de Evo Morales, es del presidente Santos, el exalumno del London Scholl, donde le enseñaron que es obligatoria la austeridad en el gobierno.
Y estoy indignado con el impuesto de valorización en Bogotá. Me declaro atropellado. Con los 700.000 pesos que pagué me hubiera regalado 2 cajas de vino tinto. Ahora, con mi plata, el vino se lo tomarán 7 concejales mientras comentan la entrega de sus nuevas camionetas pagadas por ustedes.

El procurador Ordóñez es tema de mil peluquerías. Su boda dejó un saborcito a boda de millonario venezolano y no a sobrio jurista santandereano. Le hizo autogol a su imagen.Vanidades y matrimonios extravagantes. Me casé en mi apartamento con 45 invitados, mi suegra y la familia Arango. No hice fiestonón con farándula, televisión, periodistas, modelos y vedettes. Lulita Arango es médica y me tocó bajo perfil. Al Procurador le quedan dos hijas y siete sobrinas solteras. Tranquilos: las casará en Barichara para evitarse otro autogol. Allá, Belisario y Dalita les harán la fiesta con cabrito y gaseosa Hipinto. Distinta a la del Country.

Juan Manuel Santos y Vargas Lleras repartieron 17 casas en el Valle caliente, en Pradera. En el Carnaval de Barranquilla los aclamaron, pero les dijeron: "Ajá, cachacos, cambien ese bailaíto del trencito".

Última hora: la ministra de Salud de España, Ana Rato, recibió regaladas seis carteras Louis Vuitton de contratistas con su ministerio. Allá la tumban. ¿Por aquí dan esos excitantes regalos en licitaciones millonarias? Sí, y ustedes pagan la picardía o el 'carrusel'. Por ser católica, Lulita Arango me comentó: "Yo rezaría para que al Papa renunciante le den pensión como de magistrado, él se la merece". Merecida, sí, pero apenas la mitad!

Queja de las señoras en la peluquería: los supermercados de Bogotá están carísimos. El peluquero Dorian irónicamente dijo: "No se preocupen, ya llega la 'prosperidad para todos' y la 'Bogota más humana' de Petro. Solo nos faltan el horóscopo y su cuento feliz.