Archivo

¿Vale la pena abrir AFC?

Diego Cubillos, gerente de impuestos de Deloitte, resuelve las inquietudes.

08 de febrero 2013 , 09:40 p.m.

Uno de los incentivos, a la hora de abrir una cuenta AFC (Ahorro y Fomento de la Construcción) o hacer contribuciones a los fondos de pensiones era, además de ahorrar, reducir la base de retención en la fuente.

Sin embargo, la reforma tributaria modificó el panorama. Diego Cubillos, gerente de impuestos de Deloitte, resuelve las inquietudes.

¿Qué cambió en las AFC?

Estas cuentas son un aporte voluntario que la persona natural pide que le descuenten de su salario, con destino al ahorro para adquirir vivienda. Antes, si aportaba hasta máximo un 30 por ciento de su ingreso, sumando los aportes obligatorios y voluntarios a pensiones, no le practicaban retención en la fuente.

Además, antes de los cinco años podía retirar su dinero si era con destino a vivienda, y tampoco causaba el tributo.

Si los guardaba por más de cinco años, quedaba exonerado del gravamen, independientemente del destino. Con la reforma, el tiempo mínimo ya no son 5 sino 10 años.

¿Y si los cinco años se cumplen en este año?

Los aportes hechos hasta el 31 de diciembre del 2012 siguen con la medida anterior hasta que cumplan 5 años. Lo establecido en la reforma se aplica para el que empiece a ahorrar desde el primero de enero del 2013.

¿Se pueden retirar para segundas o terceras viviendas?

No hay restricción.

¿Sigue siendo bueno abrirlas?


Las cuentas AFC eran para disminuir la retefuente y el impuesto de renta. Ahora se aplica una retención mínima. Los que hacen este ahorro, de todas maneras, tendrán que pagar algo de retefuente, porque a las personas naturales las cobijan el impuesto mínimo alternativo (Imán) y la retención mínima. Al calcular la retefuente por el sistema tradicional, podrá restar el ahorro en las AFC como rentas exentas. Pero este resultado se compara con el Imán, que está diseñado para que dé por encima del sistema tradicional. Entonces no le va a servir mucho al contribuyente el tener una cuenta AFC.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS