Archivo

Ataque enluta presidencial ecuatoriana

Durante un mitin del presidente-candidato Correa, un hombre mató a dos personas.

05 de febrero 2013 , 10:30 p.m.

Como un "hecho aislado" calificó el presidente Rafael Correa el ataque que sufrieron sus partidarios, dos de los cuales perdieron la vida, durante un mitin político en la costera ciudad de Quinindé, provincia de Esmeraldas.

"¡Tragedia en Quinindé! Desquiciado apuñala a siete personas de AP (Alianza País) mientras esperaban al Presidente. Dos fallecidos. ¡Regresamos a Esmeraldas!", publicó inmediatamente Correa en su cuenta de Twitter.

El agresor sería José M. alias el 'Cuco', un hombre oriundo del lugar, que se mezcló entre cientos de partidarios oficialistas que, cerca de las 20:00 horas del lunes, esperaban la llegada de Correa, que buscará su reelección el próximo 17 de febrero.

Con un cuchillo en su mano y sin aparente justificación, atacó a un grupo de personas y causó la muerte de Fricson Vivero Nieves, de 28 años, y Gregoria Porozo, una humilde mujer de 63 años.

Testigos identificaron al 'Cuco', quien fue detenido por la policía y trasladado a Quito bajo detención preventiva y medidas de seguridad.

Según publicó el Ministerio del Interior, "el detenido es de nacionalidad ecuatoriana, cuarenta años de edad. Desde 1997 registra tres detenciones previas en delito flagrante de robo, tenencia y posesión de armas".

El supuesto autor del ataque habría actuado bajo el efecto del alcohol. "No sé bajo qué efectos estaría", dijo Correa a la cadena Telesur. El atacante al parecer es un "consumidor de droga (...) que en un estado de alienación total empezó a dar cuchilladas a diestra y siniestra (...). El tipo no sabía ni lo que hablaba, decía incoherencias", subrayó el gobernante, quien suspendió las actividades de campaña previstas para ayer, las cuales, dijo, retomará "muy probablemente" hoy.

Al menos cuatro ciudadanos resultaron con heridas de consideración y están recluidas en centros de salud, mientras otras personas sufrieron cortes leves.

"Es un hecho aislado" y difícil de prever (...) que un demente vaya a repartir puñaladas. "No busquemos culpables, por el amor de Dios, ha sido una campaña llena de paz y alegría", dijo Correa a medios locales.

"Amigos y opositores, exhorto a que no tomen la tragedia de Quinindé desde la política, he estado cerca en cada detalle y no veo conexión alguna", escribió en Twitter el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado.

Sin embargo, el presidente de la Asamblea Nacional y coideario de Correa exaltó los ánimos en un trino en el que comentó que "sería todavía peor si el autor no fuera un 'desquiciado' sino un 'alquilado' ".

Los otros siete candidatos presidenciales y contendores de Correa adoptaron una posición solidaria, pero alejaron el suceso del hecho político.

Correa lidera todas las encuestas y se vislumbra como el amplio ganador presidencial en una sola vuelta.


MAGGY AYALA SAMANIEGO
CORRESPONSAL DE ELTIEMPO
QUITO