Archivo

Más de medio billón de pesos invertirá Medellín en sus obras

Beneficios en movilidad y calidad de vida traerán cuatro megaproyectos de obras en Antioquia.

notitle
04 de febrero 2013 , 08:28 a.m.

Andrés* anhela volver a Medellín para disfrutar del cable que va a llegar a su barrio: Esfuerzos de Paz No. 1, en la comuna 8. Hoy vive en otra ciudad y alejado de su familia. “Espero volver, allá dejé mi casa abandonada pero tengo personas con las que me he encariñado”, recuerda este líder que se desplazó por amenazas.

El cable, que hace parte del proyecto del Tranvía de Ayacucho, es una de las cuatro megaobras de infraestructura que transformarán a Medellín en el 2013 y tendrán inversiones por más de medio billón de pesos.

La mayoría de estos proyectos llegarán a las zonas más vulnerables, con más problemas sociales y de orden público en la ciudad, como el Cinturón Verde Metropolitano.

“El Cinturón es un proyecto de inclusión, participación y construcción colectiva porque transformará a la ciudad y a la comunidad a través de la formación de ciudadanos”, dijo Margarita Ángel directora de la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU).

Este proyecto iniciará obras en el segundo trimestre y busca impactar los bordes de ladera, donde llegan los desplazados y están las familias más pobres de la ciudad. Sin duda, es la apuesta más ambiciosa por la equidad del alcalde Aníbal Gaviria Correa.

“Hay un tema que es difícil de digerir por la opinión pública y aún por los mismos miembros del equipo de gobierno, y es que los proyectos más grandes son los que no terminan y requieren más de un periodo”, dice Gaviria sobre el Cinturón Verde, que requerirá de la voluntad del siguiente Alcalde para garantizar su finalización definitiva.

En términos de renovación urbana, el inicio del Plan Parcial de Arrabal y Naranjal promete cambiarle la cara a 56.000 metros cuadrados al lado de la Plaza de toros La Macarena. Allí se alojarán 1.575 viviendas, 1.129 oficinas y 143 locales comerciales en lo que promete ser un complejo como el de Ciudad del Río.

Además de estas obras, en Medellín comenzará a construirse en el segundo semestre del año un nuevo puente que atravesará al río que divide a la ciudad.

El Puente Madre Laura Montoya beneficiará a un millón de personas que viven en la zona nororiental y noroccidental de la capital antioqueña y que, aspiran, esté listo para el segundo semestre del 2015.

“Vale casi 200.000 millones de pesos, eliminará un sobre recorrido para las personas que quieren pasar de un lado a otro –entre Castilla y Aranjuez– de casi cinco kilómetros y tiene características que lo hacen visionario”, afirma Diego Gallo secretario de Infraestructura Física.

Sobre las obras que cambiarán la cara de Medellín, el concejal Jesús Aníbal Echeverri afirma que mejorarán la movilidad, desarrollarán culturalmente algunas zonas de la ciudad e impactarán en el Plan de Ordenamiento que se actualizará este año y que será la la hoja de ruta para los próximos 20 años.

Sin embargo, el riesgo de impactar en zonas conflictivas está presente. “El tema de seguridad es muy importante en el Cinturón Verde: colapsará si no nos hacemos presentes con seguridad en estos sectores. Allí hay que hacer un trabajo muy fuerte de convivencia, pedagogía y control para que no haya sobrepoblación”, concluye Echeverri.

Para Andrés, cuyo barrio ha ido quedando deshabitado por el desplazamiento intraurbano, aún no hay condiciones para el regreso.

“Me duele mucho porque allá hicimos proyectos muy buenos. Ojalá que algún día se den las condiciones para uno poder regresar”, anhela este exlíder comunitario que hoy se rebusca la vida en otra ciudad, lejos de la Medellín que un día lo acogió y lo expulsó.

*Nombre cambiado por seguridad.

Carlos Mario Cano R.
Redactor EL TIEMPO
Medellín.