Archivo

'El Sitio', un corto desde lo cotidiano

Aprendices del Sena elaboran cortometrajes para rescatar los productos locales del séptimo arte.

01 de febrero 2013 , 06:48 p.m.

Situaciones cotidianas como hacer fila en un banco, ir al trabajo y realizar cualquier tipo de trámites, entre otras, son algunas de las temáticas que manejadas desde la fantasía son  usadas por los aprendices del Centro Industrial del Diseño y la Manufactura del Sena, en Floridablanca (Santander), que en la región intentan rescatar el cine local.

Uno de los proyectos realizados en este centro fue El Sitio, cortometraje desarrollado por los aprendices de la tecnología en producción de medios audiovisuales y digitales, como un ejercicio formativo y de resultado de fin de semestre donde se narra la historia de un hombre colombiano que ha muerto y debe hacer diferentes trámites para acceder al cielo.

Allí, las situaciones por las que debe  atravesar son las mismas que se presentarían en la tierra, razón por la que no percibe que ha fallecido.

El trabajo fue dirigido por los instructores John Arciniegas y Daniel Lázaro, quienes estuvieron acompañando el proceso desde la parte de preproducción, hasta la postproducción.

El Sitio, fue dirigido por el aprendiz Andrés Felipe Pedraza, en la producción ejecutiva estuvo la también presentadora Viviant Castellanos y como protagonista John Uribe, quienes acompañados de un equipo de más de 60 personas, entre actores, patrocinadores, compañeros de curso y realizadores, hicieron de este proyecto una realidad.

El cortometraje, que tiene una duración de 13 minutos, se presentó en el Premier Secuencia II, actividad organizada por el Sena para exaltar y mostrar los productos desarrollados por los aprendices.

"Tenemos un guión que atrapa al espectador desde entrada", así lo expresó Andrés Felipe Pedraza al referirse a la historia que además muestra la idiosincrasia de los colombianos en cada una de las actitudes tomadas frente a diversas situaciones. 

La actuación en El Sitio estuvo a cargo del grupo teatral Unicornio y de Casa Ensamble Santander, quienes apoyaron la iniciativa. Entre las locaciones utsadas para el rodaje figuraron La Casa del Libro Total, como escenario principal, una oficina de abogados, y el barrio La Cumbre, en Floridablanca, que sirvió para las escenas de exteriores y el montaje de una locación que semejaba una mensajería.

Se espera que el producto pueda ser presentado en los principales festivales de cine del país también contarán dentro de los planes futuros unas fechas de exhibición del mismo en la Casa del Libro Total para los habitantes de la capital santandereana.

En el mismo ejercicio,  y paralelamente, también fueron realizados los cortos Deja Vu, dirigido por Katherin Martínez; y 666, bajo la dirección de Henry Téllez.

Por Eilyn Gabriela Gil
Para EL TIEMPO

BUCARAMANGA