Archivo

El cardenal Salazar será observador de la paz mundial

En cargos designados por el Papa, analizará realidad política y social de países en conflicto.

31 de enero 2013 , 08:00 p.m.

El cardenal colombiano Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá, acaba de ser designado por el Papa Benecito XVI para que ocupe dos importantes dignidades en el Vaticano. El también presidente de la Conferencia Episcopal integrará el Consejo Pontificio de la Justicia y la Paz y la Pontificia Comisión para América Latina.

En el primer cargo, Salazar se encargará de ayudar a encaminar la doctrina social de la Iglesia en el ámbito socioeconómico.

El padre Pedro Mercado, encargado de las relaciones entre la Iglesia colombiana y el Estado, explicó que en esa misión el cardenal Salazar, junto con otros purpurados, analizará la realidad política y social de los países en conflicto, entre estos Colombia. Ese despacho es el que imparte a las iglesias de esos países las indicaciones para que ayuden a crear un ambiente favorable a la paz y a la reconciliación.

“Ese nombramiento, en el contexto de los diálogos de paz que vive Colombia, es supremamente importante porque deja ver que la Santa Sede mira con especial atención los acontecimientos del proceso”, dijo Mercado, quien considera que estos nombramientos son una manifestación de confianza hacia el cardenal colombiano.

Por su parte, en la Pontificia Comisión para América Latina, Salazar se encargará de reflexionar sobre los problemas que enfrenta la Iglesia Católica en el continente y de la planeación de estrategias que ayuden a llevar el mensaje del Evangelio en el contexto actual, donde el escepticismo y la falta de fe han venido ganando terreno.

Ese organismo vaticano es un gran observatorio de la realidad latinoamericana, desde una perspectiva pastoral. “El cardenal Salazar podrá aportar su experiencia en el trabajo social y en la visión de la realidad, más allá de los límites de Colombia”, añadió el padre Mercado.

Con estas designaciones, el clero colombiano empieza a recuperar el espacio perdido en el Vaticano, teniendo en cuenta que actualmente solo monseñor Octavio Ruiz, ex arzobispo de Villavicencio, desempeña un alto cargo en la curia romana. Ruiz es consejero pontificio para la nueva evangelización en el Vaticano.

Los otros dos cardenales colombianos, Pedro Rubiano y Darío Castrillón, ya gozan del retiro.

REDACCIÓN VIDA DE HOY