Viajar

Cierre de Johnny Cay no afecta turismo en San Andrés

El archipiélago se mantiene como uno de los principales atractivos turísticos de Colombia.

Johnny Cay

Un niño hace una acrobacia en la isla de San Andrés. Al fondo está el cayo Johnny Cay.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

19 de julio 2017 , 05:20 p.m.

Las cifras del turismo en San Andrés se mantienen estables. Las autoridades aseguran que cerca de 926.000 personas visitan la isla cada año y, a pesar del cierre temporal de Johnny Cay decretado por el Tribunal Administrativo de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el turismo no parece sufrir pérdidas.

De acuerdo con Ana María Fajardo, directora del capitulo de San Andrés de Cotelco, la tasa de ocupación hotelera en San Andrés es de 89 por ciento al día de hoy, número nada despreciable para esta temporada del año.

Paula Cortés Calle, presidente de la Asociación Colombiana de Agencias de Viaje y Turismo, Anato, explicó que este año "ha sido declarado por las Naciones Unidas como el año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Por esta razón y dando cumplimiento a la solicitud de la Procuraduría General, el Tribunal Administrativo de San Andrés tomó las medidas de conservación del cayo e inició las actividades de limpieza en esta zona. Esto con la intención de brindarle una mejor experiencia a quienes visitan la isla".

Los turistas que viajan hacia el archipiélago suelen visitar el cayo Johnny Cay durante medio o un día. Pero durante el tiempo que estará cerrado por mantenimiento, tendrán otras opciones para pasar sus vacaciones.

En este sentido, Cortés agregó que las agencias de viajes asociadas a Anato ofrecen alternativas tales como el Acuario y el cayo Haneys Cay, la casa museo isleña, la cueva de Morgan, el eco parque West View, la primera iglesia bautista, el jardín botánico o la laguna Big pond.

El archipiélago tiene, nada más y nada menos, el 91 por ciento de las áreas coralinas someras del país. Es uno de los sistemas de arrecifes más grandes de occidente.
Si el plan es bucear, la cara occidental de la isla es ideal. Los acantilados permiten una buena experiencia. Cove Bay y La Piscinita son ideales para sumergirse desde trampolines y toboganes en aguas profundas. La regla número uno es respetar la naturaleza, no dejar basura y no llevarse ni un puñado de arena.

Así mismo, el Hoyo Soplador sigue en pleno funcionamiento y está apto para las visitas de los turistas.

Por otra parte, está la reserva SeaFlower, el hogar de cientos de especies de fauna y flora que resultan vitales para el funcionamiento de todo el Caribe. En el mar próximo a la isla hay arrecifes de coral que mantienen el ecosistema.

El llamado de las autoridades para los turistas es de mayor responsabilidad y compromiso con el cuidado del medio ambiente. La educación y la conciencia de los visitantes permitirán que el frágil ecosistema pueda mantenerse y seguir ofreciendo su encanto. Esta es una isla y el alcantarillado y las basuras podrían terminar directamente en el mar.

VIAJAR

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA