Viajar

Recomendaciones para conseguir tiquetes baratos

Expertos dicen cómo desentrañar la oferta de tiquetes de avión y acceder a las mejores tarifas.

Consejos para conseguir tiquetes baratos

Si lo más importante es cuidar el bolsillo, los expertos recomiendan buscar viajes que tengan escalas. Suelen ser más baratos que los vuelos directos.

Foto:

Archivo particular

01 de noviembre 2017 , 03:04 p.m.

Hasta hace no mucho tiempo, con suficiente anticipación y flexibilidad en las fechas del viaje, era factible asegurarse una buena tarifa.

Ahora, los precios de los pasajes son desconcertantes. Entran en juego nuevas variables, que hacen que conseguir un bajo precio se convierta en un juego de táctica y estrategia que requiere días de investigación, comparación y sesudo análisis. También el dominio de buscadores que se sumergen en un mundo de algoritmos, estadísticas y posibilidades.

Hay que tener claro que las tarifas no se manejan con los criterios lógicos lineales, sino que tienen su propia dinámica, muchas veces difícil de entender.
Estas son algunas estrategias para conseguir mejores pasajes por menos precio.

1. Usar comparadores de tarifas

Últimamente proliferan los metabuscadores que comparan los precios de pasajes para el mismo destino y en la misma fecha, en diferentes agencias de viaje y aerolíneas. Un buen medio para ver ese día cuál tiene la mejor tarifa. La mayoría de los pasajeros acostumbrados a navegar en internet los conocen. Lo que no muchos tienen en cuenta es que se pueden suscribir de manera gratuita para recibir mails con promociones y descuentos importantes. Mejor aún, el viajero también puede crear una alerta de un vuelo puntual, en una fecha determinada y recibir notificaciones cuando la tarifa disminuya. Todas las tarifas se incluyen con tasas e impuestos para simplificar la comparación.

Cuando se hacen las búsquedas, sugieren si conviene comprar en ese momento o si hay probabilidades de que el precio disminuya en la próxima semana. También para cada ruta dan una idea de cuándo es el mejor momento para comprar, que varía según el destino. La lista de buscadores incluyen a Google Flights, Skyscanner, Trabber y Kayak.

2. Ser flexible

Quizás esta sea la clave para conseguir el mejor precio. Pero flexibilidad en todo: en las fechas (unos días antes o después), en la época del año (evitar las temporadas altas) y hasta en el destino.

Cuando se tiene que viajar en una fecha concreta y a un destino puntual es más difícil conseguir mejores tarifas. Pero a mayor flexibilidad, más posibilidades.
Las grandes agencias online y los metabuscadores dan la posibilidad de hacer la búsqueda de tres días antes a la fecha requerida y de tres después. Y las diferencias son grandes.

“Ser un viajero flexible es la característica que tienen la mayoría de personas que encuentran y compran tiquetes a un menor precio que el resto de viajeros. Cuando un comprador está abierto a buscar diferentes opciones, seguramente encontrará una mejor tarifa que el viajero que inicia su búsqueda con fecha, hora y aerolínea específicas, sin opción de cambio”, dice María Oriani, country manager de Almundo.com.

“No tengo planeadas las vacaciones para el verano; sé que alguna buena oferta siempre aparece”, debería ser la máxima de los viajeros que buscan pasajes económicos.

3. Estar con los radares siempre encendidos

Aunque parezca increíble, suelen aparecer tarifas absurdamente baratas, incluso a un 20 por ciento del valor regular, y mucho más seguido de lo que se cree: se pueden dar hasta dos o tres veces por mes. Puede ser por promociones puntuales a un destino con baja ocupación, por ofertas de lanzamiento de una nueva ruta y hasta por... errores de las aerolíneas.

Pero para conseguirlas hay que ser una especie de cazador virtual con la tarjeta de crédito siempre a la mano, la agenda abierta y la decisión de viajar latente.
No es fácil conseguirlas porque cada vez hay más personas suscritas a las alertas, sin embargo –tenga en cuenta esto–, hay que tener los datos de la persona con la que se viaja porque los pasajes hay que emitirlos en el momento.

Por otra parte, los errores de las aerolíneas son bastante frecuentes y responden generalmente a fallas humanas o a problemas en el sistema. Se olvidan de ingresar, por ejemplo, los cargos por combustible o impuestos, o falta un cero o se presentan errores con cupones promocionales. Si bien el pasaje una vez emitido es válido, estos errores les representan graves perjuicios a las compañías aéreas, por lo que intentan solucionarlos tan pronto los detectan.

4. Esperar las promociones especiales

Los Cyberlunes y demás promociones por compra online siempre tienen ofertas interesantes, aunque, claro, nadie asegura que haya lo que se busca. A mayor flexibilidad, mayor posibilidad de conseguir pasajes baratos. Y también, cuanto más rápido se compre, más posibilidades de elegir. Los cybercazadores se conectan y compran en el minuto uno de la promoción.

Para tener en cuenta: el próximo Cyberlunes se celebrará en Colombia el 20 y el 21 de noviembre. En muchos casos las promociones también incluyen acceso a muchas cuotas sin interés.

5. Comprar pasaje de avión y hotel juntos

Una nueva modalidad de las agencias online es que el viajero arme su propio paquete, o sea que en la misma reserva, de manera ensamblada, compre pasajes aéreos y noches de hotel.

Si bien la tarifa del tiquete aéreo no disminuye, se consigue alojamiento con grandes descuentos, que en definitiva ayuda a ahorrar en el viaje. Pero la condición es comprar ambos servicios simultáneamente.

El country manager de Despegar.com, Felipe Botero, asegura que “resulta más económico comprar los productos en nuestra sección ‘paquetes’, donde se puede escoger entre comprar vuelo más hotel, hotel más carro o vuelo más carro a precios inferiores que comprando los productos por separado”. Algunas agencias dan descuentos o cupones a los viajeros que compran estos paquetes.

6. Viajar con escalas

Los vuelos directos suelen ser más caros que los que incluyen escalas, aun cuando impliquen más horas de vuelo. “Escoger vuelos con escala; aunque se va a demorar más en llegar al destino, hay conexiones que hacen su tiquete más económico”, dice Oriani.

Muchas veces, como podría ser el caso de los viajes a Europa, se busca una ciudad de entrada y se continúa el circuito por tren. A la hora de la compra conviene buscar otras ciudades –que también pueden formar parte del itinerario– para lograr un vuelo con escalas.

7. Probar con un solo trayecto

Los vuelos de un tramo, que no incluyen la vuelta, históricamente fueron caros, incluso con diferencias poco significativas con los que son round trips. Sin embargo, y aunque en muchos casos se sigue aplicando la misma regla, no está de más buscar de las dos maneras. Solo la ida y solo la vuelta por separado, y el viaje completo, por otro lado. Las aerolíneas de bajo costo, por ejemplo, suelen vender los tramos por separado y uno puede ir por una ciudad y volver por otra, lo que evita regresar al aeropuerto de entrada.

8. Especular con el último momento

La anticipación para conseguir una buena tarifa sigue siendo importante. Si el viaje se hará en plena temporada alta, de vacaciones escolares o para las fiestas de fin de año, hay que comprar lo antes posible y son pocas las posibilidades de encontrar promociones y descuentos. Para Botero, de Despegar.com, “es importante reservar con anticipación, pues por lo general las tarifas son más altas cuando se acerca la fecha de viaje. Comprar en el último momento no solo se ve reflejado en precio, sino en las opciones que en alojamiento y vuelos pueden encontrarse”.

Pero en temporada baja, las aerolíneas lanzan ofertas según como esté la ocupación del vuelo. Puede suceder que un par de meses antes del vuelo, si registran baja venta en una ruta, aparezcan los descuentos, incluso hasta unas semanas antes del viaje.
Quienes viajan fuera de temporada pueden demorar un poco la compra y especular con una posible promoción. Claro, hay que tener suerte para encontrar lo que se busca. Anticipándose, de todas maneras, son pocas las posibilidades de perder.

9. Mirar con cuatro ojos

Antes de dar el último clic y pagar, es importante no dejarse llevar solo por el precio final. Es necesario prestar mucha atención a la cantidad de horas en escalas que tendrá el viaje (y los inevitables gastos en aeropuertos). También, si el viaje será tan largo y agotador que demandará un día para recuperarse en el destino.

Otro punto clave para revisar y evitarse dolores de cabeza es si esa tarifa que vamos a pagar incluye el equipaje, tanto en bodega como de mano, la comida y la asignación de asientos. Como se sabe, las aerolíneas de bajo costo cobran extra por estos servicios y aumenta, de manera indirecta, el precio final del pasaje.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA