Viajar

Buenos Aires, una ciudad inagotable y espléndida

La capital argentina ofrece planes a los amantes del arte, las compras, y por supuesto, del tango.

Sede del Museo de Arte, en Tigre

Vista de la sede del Museo de Arte, en Tigre, provincia de Buenos Aires, de estilo europeo, inaugurado en 1890 como club que incluía un casino.

Foto:

Travel Buenos Aires

12 de noviembre 2017 , 01:00 a.m.

“A mi ciudad de patios cóncavos como cántaros y de calles que surcan las leguas como un vuelo, a mi ciudad de esquinas con aureola de ocaso y arrabales azules, hechos de firmamento”. La primera estrofa del poema ‘Versos de catorce’ expresa el amor entrañable que el gran Jorge Luis Borges sentía por Buenos Aires, la ciudad que lo vio nacer a finales del siglo XIX y ha sido y seguirá siendo uno de los destinos turísticos top de Latinoamérica.

La capital argentina es tango, gastronomía, arte, compras. Es fútbol. Una manera increíble y divertida de recorrerla es en bicicleta, y por ello cada vez es más amplia la oferta de ‘tours’, que van, en promedio, desde unos 90.000 pesos colombianos, por un recorrido de cuatro horas, hasta más de 200.000 pesos de cinco horas o más, y con almuerzo incluido.

Rincones entrañables Buenos Aires cuenta con una extensa lista de lugares imperdibles. Sin duda, hay que visitar lugares tradicionales como el Obelisco (una de las postales más famosas), la calle Caminito en La Boca, donde se respira tango; la Plaza de Mayo (y la Casa Rosada), los estadios Monumental, de River Plate, y la Bombonera, de Boca Juniors (con sus respectivos museos); o barrios tradicionales como San Telmo y Recoleta. De hecho, este último ofrece un plan interesante –quizás escalofriante para algunos– que consiste en recorrer el cementerio de la Recoleta, declarado monumento histórico nacional. Es un auténtico museo al aire libre, donde reposan los restos de importantes personalidades argentinas como Eva Duarte de Perón, Evita.

Otro plan es recorrer el paseo de la Historieta, que comienza en la escultura de Mafalda, en San Telmo, y finaliza en Puerto Madero. Estatuas de los recordados personajes de Quino y de varios de los protagonistas de famosas historietas argentinas.

Los amantes del arte y la cultura también tienen un amplio abanico de posibilidades en la ciudad, que incluye museos, teatros y librerías. Gran idea ir al teatro Colón, en el centro, considerado uno de los escenarios líricos más importantes del mundo – por su acústica y arquitectura–. La escena emergente e independiente brilla en teatros como El Camarín de las Musas, el Kafka o Puerta Roja.

En materia de museos, casi todos situados entre Palermo y Retiro, está el Nacional de Bellas Artes, uno de los más importantes de Latinoamérica; y los museos Evita, Fernández Blanco y el Palais de Glace, entre otros. Igualmente, las librerías forman parte del listado de atractivos turísticos, pues es la ciudad con más establecimientos de este tipo en el mundo: 25 por cada 100.000 habitantes. Casi todas situadas sobre la avenida Corrientes, sobresale por su belleza el Ateneo Grand Splendid, que funciona en un edificio inaugurado como teatro en 1919, en el barrio Recoleta.

Compras y gastronomía

Y si de ir de compras se trata, lo tradicional es ir a Palermo, al Abasto Shopping Center (barrio Balvanera) o por las calles peatonales Florida y Lavalle, en el centro de la capital argentina, donde, además de centros comerciales (como Galerías Pacífico en Florida), locales de ropa y accesorios, tiendas de ‘souvenirs’ y artesanías, cafés y restaurantes, es común encontrarse con espectáculos callejeros de música y baile. También están la calle Murillo o Palermo Soho. Sin embargo, una opción para ir de compras con un presupuesto más ajustado, pero que está en auge, es dirigirse a los barrios Palermo, Belgrano, Monserrat o Villa Crespo, donde los turistas pueden hallar una oferta amplia de ‘outlets’.

Y, por supuesto, Buenos Aires también es sinónimo de gastronomía. No en vano, en el escalafón más reciente de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica –derivado del listado mundial de la revista ‘Restaurant’– figuran diez de esta ciudad. Además de las variadas muestras de cocina de autor, existe un sinnúmero de opciones de comida oriental, francesa, árabe, vegetariana, internacional, y de los famosos asados y parrilladas argentinas, así como de pizzerías y heladerías heredadas de la cultura introducida por los inmigrantes italianos.

Pueden encontrarse en distintos puntos de la ciudad, pero especialmente en Puerto Madero, San Telmo, Las Cañitas, Recoleta.

Retiro y Palermo, donde también hay una considerable oferta de bares (muchos especializados en coctelería) y ‘wine bars’ (con tablas de quesos) muy visitados por turistas y habitantes.

Por último, en la lista de imperdibles no puede faltar el tango, y existen lugares tradicionales para disfrutar de grandes espectáculos como el Café Tortoni, Piazzolla Tango, Señor Tango, Tango Porteño o la Esquina Carlos Gardel.

Cinco lugares para descubrir

El argentino Jorge Daniel Pal enumera los cinco secretos mejor guardados de Buenos Aires, una ciudad ecléctica, multicultural, resultado de la inmigración de todo tipo de culturas y países y en la que siempre habrá espacios para sorprenderse. Aquí están.

1. Teatro Colón, fundado en 1908


Considerado uno de los cinco mejores teatros del mundo por su tamaño y acústica, es el lugar donde El lago de los cisnes lo puede maravillar.

2. Café Tortoni, fundado en 1858

Ubicado en el barrio de Monserrat y nombrado por su homónimo de París, fue un lugar de encuentro literario liderado por el pintor Quinquela Martín, y era frecuente encontrar a Borges y Bioy Casares en sus interminables charlas. La arquitectura y el buen café con medialunas (cruasanes) son para no olvidar.

3. Un domingo en la calle Defensa


Allí se arma una feria donde hay desde anticuarios muy exóticos, pasando por alimentos típicos, hasta bandas de todo tipo de música tocando en vivo, mezclado con puestos de artesanías.

4. Un té en el Hotel Alvear

Fundado en 1932, está ubicado en un recorrido de cinco cuadras llamado La Recoleta y es como París trasplantado a Buenos Aires. Su arquitectura y materiales fueron todos traídos del país galo. Allí, el servicio de té es imperdible.

5. Delta del Tigre, el más grande del mundo


Uno puede recorrerlo en pintorescas lanchas colectivas de madera (muy seguras) y parar en alguna linda parrilla a almorzar un típico asado argentino abrazado por una naturaleza increíble. La vegetación es única por lo diferente, y los pájaros lo acompañarán durante todo el recorrido.

REDACCIÓN DOMINGO
EL TIEMPO@ELTIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA