Viajar

‘Colombia puede convertirse en un destino de talla mundial’

Jaime Cabal será el secretario general adjunto de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Jaime Cabal

Cabal pasa de ser embajador en Austria a asumir sus nuevas funciones en la OMT.

Foto:

Henry Martínez / Archivo EL TIEMPO

01 de junio 2018 , 06:59 p.m.

Jaime Cabal Sanclemente será el primer colombiano en asumir el cargo de secretario general adjunto en la Organización Mundial del Turismo (OMT). El consejo ejecutivo, compuesto por 35 países, aprobó por aclamación su designación como nuevo secretario general adjunto para el periodo 2018-2021. Esto significa que desde junio, cuando asumirá funciones, Cabal tendrá el segundo puesto más importante de esta entidad y trabajará de la mano del secretario general, Zurab Pololikashvili, con quien asegura tener una gran identidad sobre cómo transformar la organización.

Este reconocimiento se lo debe a su trayectoria y experiencia en el sector. Un repaso por su currículum da cuenta de su conocimiento de la industria turística mundial: se desempeñó como ministro de Desarrollo Económico del Turismo, fue presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) durante 9 años, fue embajador de Colombia en Corea y, hasta el primero de junio, será embajador en Austria.

Cabal ofrece, sobre todo, una visión nueva para la organización. “Como presidente de Cotelco tuve la oportunidad de participar en la OMT como vicepresidente de los miembros privados. Conocí la organización e hice muchos proyectos. Desde entonces pensé que tenía que cambiar. Sentía que se estaba anquilosando, que era necesario renovarla, modernizarla, inyectarle nuevas tecnologías del turismo. Siempre me quedé con ese convencimiento”, dijo a EL TIEMPO.

Gracias a este deseo de cambio, desarrolló una campaña para ser escogido como secretario general de la OMT. Fue una decisión de gobierno, no personal. La elección la ganó Pololikashvili, pero las propuestas del colombiano fueron bien recibidas y el nuevo secretario se interesó en sus planteamientos. “Intercambiamos opiniones con algunos miembros del consejo directivo y, finalmente, me invitaron a formar una dupla con él”, explicó. Gracias a sus ideas de cambio y renovación dentro de la organización, formaron un equipo.

¿Cuáles son sus propuestas para emprender una nueva etapa de la OMT?

Esta organización tenía una estructura muy pesada y tiene a personas muy mayores en busca de procesos de jubilación. El nuevo secretario general ha empezado a renovar su equipo y a inyectar nueva sangre. Esto es parte de la propuesta. En temas financieros, se requieren más recursos. La OMT vive de membresías y afiliaciones, pero tiene poca capacidad de generar recursos propios, cuando podría hacerlo a través de programas de cooperación, de educación, trabajando con los gobiernos y generando valor.

Esta es la única organización de Naciones Unidas que puede tener empresas afiliadas. Tiene alrededor de 400 en todo el mundo, pero podría tener 10 veces más y no ha habido una política de invitación para que las empresas el turismo mundial se interesen, porque no ha habido mucho qué ofrecerles. Esto implica generar un sistema de reciprocidad de servicios para el sector empresarial a fin de que sea más fuerte en la afiliación.

Hoy, la gente realiza viajes más cortos, pero los hace muchas más veces en el año

En la parte técnica encontré falencias en la importancia del uso de la utilidad de las estadísticas. La OMT tiene un buen sistema, pero estas estadísticas son confidenciales, cuando deberían estar al servicio de los países para construir una información que permita tomar decisiones de políticas públicas, generar nuevos programas y proyectos.

Lo otro es que la OMT debe ser promotora de que muchos países tengan políticas públicas de turismo modernas. Estas deberían ser facilitadoras para que otros puedan establecer modelos exitosos a partir de la experiencia de los demás. Hoy existen institutos que ofrecen la carrera de turismo, pero los currículos son muy antiguos y el turismo ha cambiado. La OMT debe ser un facilitador de herramientas y de conocimiento para que las universidades puedan adaptar el aprendizaje del turismo en varias generaciones.

¿Cómo ha cambiado el turismo en los últimos años?

Hay muchos cambios. Uno, es la demanda por un turismo especializado. Hoy, los turistas demandan productos diversos, que van desde el tradicional sol y playa, pero también hay una demanda especial de ir a destinos por su atractivo gastronómico o a hacer turismo de salud.

Otro cambio es del turismo pasivo al activo. Antes era un turismo mucho más de descanso. Hoy en día existe la necesidad de realizar turismo para vivir experiencias en los destinos alrededor de su historia, arquitectura, costumbres, música y asuntos culturales. Hay gente que se preocupa por visitar el destino y aprender la lengua, dominar la música…

Eso ha hecho que haya cambios tecnológicos en la forma de acceder a los destinos. El turista es mucho más autodeterminante en cómo planear, organizar y ejecutar sus viajes. Antes era más dependiente de una agencia de viajes. Hoy buscan agencias de viajes especializadas o buscan organizar su viaje en internet. Tienen toda la información.

Hoy, la gente realiza viajes más cortos, pero los hace muchas más veces en el año. Las personas complementan sus actividades de negocios con otras y están interesadas en conocer el sitio y vivir experiencias fascinantes. Alrededor de todos esos cambios, la OMT debe recoger experiencias y adaptarlas para su propia renovación.

¿Qué deben hacer las agencias de viajes y los hoteles para sobrevivir en medio de todos estos cambios en las preferencias del público?

Creo que se han venido reinventando el negocio. Las agencias han incorporado herramientas tecnológicas y eso les ha ayudado a mantenerse. Pero su gran reto es ser verdaderos asesores del turista. Las agencias más exitosas son especializadas en productos que hacen que el turista sienta que tiene un valor agregado.

No solo las agencias cambian, también los restaurantes buscan ser parte de la cadena turística. Buscan diferenciarse por algo: el tipo de comida, el tipo de servicio, la comodidad de sus instalaciones. Lo mismo pasa con los hoteles. Cada vez ofrecen servicios más complementarios para que el turista tenga una experiencia valiosa más allá de dormir una noche y que el hotel sea asesor y apoyo para vivir el destino de una manera más intensa.

Las empresas prestadoras de servicio se tienen que reinventar cada día si quieren sobrevivir, porque la competencia es cada vez mayor en idear nuevos servicios y nuevas ofertas.

Hay una demanda especial de ir a destinos por su atractivo gastronómico o a hacer turismo de salud

¿Cómo ve la transformación del turismo en Colombia?

Colombia está en la transición de ser un país turístico de pantalones cortos a pantalones largos. Poco a poco se ha incrementado el interés por Colombia. En las épocas en las que estuve como ministro, solo llegaban 500.000 visitantes internacionales. Hoy estamos cerca de 7 millones. Colombia crece más que el resto de los países del mundo sus cifras de turismo. Pero falta mucho. Tenemos que hacer ajustes y Colombia tiene que solucionar obstáculos.

Se ha venido mejorando la infraestructura hotelera, pero hay un espacio enorme para crecer en nuevos proyectos especializados de turismo de lujo, de resort... Se han mejorado las carreteras y las estructuras de aeropuertos, pero se necesita mejorar la infraestructura de muchos destinos. Necesita un trabajo más armonizado entre los gobiernos locales y el Gobierno Nacional para mejorar los atractivos.

Entre otras cosas, Colombia tiene que transformar las políticas de sus playas. Son hermosas, pero incipientes en infraestructura de servicios de baños, de acceso, de parqueaderos. Y debe mejorar en los servicios que encuentra el turista, como el bilingüismo.

Es vital que se profesionalice el servicio. La gente confunde la amabilidad con el profesionalismo y falta más capacitación. Hay que trabajar y también el Gobierno Nacional debe considerar seriamente que el sector va a ser uno de los más importantes para la economía. Así lo debe tratar en sus programas. Por ejemplo, con la creación del ministerio de turismo, que tenga recursos más autónomos.

VIAJAR

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA