Viajar

‘Si venís al Valle es pa’ que te pegués un buen borondo, ¿entendés?’

El melao de caña dio vida a una región rica en cultura y pasión. Cada kilómetro es una experiencia.

'Si venís al Valle es pa' que te pegués un buen borondo, ¿entendés?'El melao de caña dio vida a una región rica en cultura, aventura, arte y pasión. Cada kilómetro es una experiencia.
Valle del Cauca

El Valle une la historia y la modernidad. Todo sitio parece una postal que deleita los ojos. Foto: Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

18 de diciembre 2017 , 10:34 p.m.

De repente, abrimos los ojos y notamos que el color verde tenía más tonalidades de las que se enseñan en la escuela y que la brisa del océano Pacífico descendía por la cordillera peinando los cañaduzales, mientras el horizonte hacía un paisaje en cada mirada.

Notamos también que cada una de nuestras pisadas se hacían baile y que la boca nos sabía a lulada, empanada, cholao y chontaduro, y fue ahí cuando entendimos, con una sonrisa en el rostro, que habíamos llegado al Valle del Cauca.

Con 42 municipios esperando ser explorados iniciamos nuestro recorrido en Cali, una ciudad que es atravesada por siete ríos y recordada por su pujanza, además de engendrar en el vientre el sabor de la salsa que impregnan sus gentes a nivel internacional.

“‘Hablame’ vé, ¿andás conociendo?, si viniste acá es para que te pegués un buen borondo (paseo) y preparate oís que lo que se viene es un bororó (desorden) tremendo, pero de esos de los buenos ¿sí me entendés?”, me dijo una voz mientras mis compañeros divisaban la región desde el cerro de Cristo Rey.

Los ritmos del Grupo Niche y Guayacán se hicieron la banda sonora del recorrido en el centro histórico que, con más de 500 años de antigüedad, posaban en cada foto tomada, pero que de igual manera daban paso, cuadra por cuadra, al moderno y amplio bulevar del Río Cali, que conduce a la iglesia de La Ermita.

La naturaleza de Pance, los colores del San Antonio, la tradicional calle 5.ª y la rumbera avenida 6.ª nos dieron la despedida para seguir el recorrido hacia el norte. La marimba, el piano del Pacífico, se escuchaba a lo lejos.

En el Valle cada paisaje de carretera parece un cuadro que se pinta diferente cada día, donde las vías se abren para conectar largas distancias en poco tiempo y facilitar la vía empresarial con el mundo.

A diez minutos de Cali, la granja solar más grande del país, con 35 módulos fotovoltaicos, da la bienvenida a Yumbo, pero dos kilómetros atrás, subiendo por la montaña, está el corregimiento de Dapa en medio de las nubes y donde la temperatura baja de 28 a 16 grados.

En el kilómetro 13 de esa vía está Dapaventura, un conjunto de cabañas atendido por Gilma Arteaga, quien les apostó al ecoturismo y a los deportes extremos. “Recorrer el Valle debe ser parte de la maratón de la vida, es mejor que no se lo cuenten a uno, sino vivirlo”, dice.

Con sed de seguir sintiendo la ‘tierra de la caña’ llegamos hasta El Cerrito, donde se pasa la noche en fincas campestres con capacidad para 10 personas, desde 300.000 pesos.

A siete minutos está la hacienda El Paraíso, donde se desarrolla la historia de amor entre Efraín y María escrita por Jorge Isaacs, en una casa de estilo colonial atravesada por un riachuelo y adornada con rosas que parecen estar perplejas en el tiempo. Kilómetros más adelante, en la vereda Amaimito, está el museo de la Caña de Azúcar, una hacienda panelera del siglo XVII, de ocho hectáreas, que aún conserva el olor a guarapo.

Pero los samanes y ceibas arroparon el viaje hasta Ginebra, donde las bandolas y los bambucos suenan mientras el olor a leña abre el apetito de comer sancocho de gallina. El restaurante Albania, con 25 años de tradición, bajo el sonido de chicharras, es favorito.

“En días ‘pesados’ atendemos hasta 1.200 personas que viajan desde todo el país. El secreto está en las manos de las expertas, el hogao y el azafrán de raíz”, dice Fernando Reyes, socio de Albania.

Con los vidrios abajo nos dirigimos a Buga, donde cientos de peregrinos buscan encontrarse con el Señor de los Milagros, templo al que no es permitido entrar con gorra ni hablar por celular, y donde la paz invade cada célula del cuerpo.

“Aquí tenemos desde San Miguel Arcángel para protección hasta San Benito para ahuyentar las malas energías; hay imágenes desde 1.000 pesos hasta dos millones”, nos dijo Camilo Mena, uno de los vendedores de la ciudad.

El río Cauca, que atraviesa todo el departamento, fue la compañía para seguir el camino que nos llevó hasta Roldanillo, la tierra de los vientos, el deporte extremo y el arte de Ómar Rayo. Precisamente, y mientras del cielo caían los parapentes, estaba en su museo enterrado el maestro de las 1.400 obras, bajo ocho palmeras sembradas por su esposa tras su partida en el 2010, en un epitafio que cita: ‘Aquí cayó un rayo’.

Siguiendo hacia el norte, los viñedos se comienzan a dibujar en el horizonte y el Valle toma nuevos sabores. En el parque de la Uva, en el municipio de La Unión, se hace una parada necesaria, donde se disfruta en familia y pa’ mecatiar hay desde panelitas hasta dulces de pimentón y arracacha.

Nuestra última parada fue en Cartago, donde el olor a café se cuela por las calles mientras las mujeres bordadoras hacen con sus manos un arte aprendido hace más de 300 años, y que muere. “Ninguna máquina puede hacer lo que ellas hacen, sus puntadas con la aguja conquistan hoy toda Colombia, Costa Rica y la República Dominicana”, dice Carlos Perea, dueño de Frixio, empresa que da empleo a más de cien artesanas de la moda.

La noche llega y desde la montaña se vuelve a divisar el Valle. Las luces comienzan a tiritar haciendo un espejo con el cielo mientras soñamos con volver a caminar estas tierras.

Datos de servicio

Temperatura

En zona montañosa es de 16 grados, pero si está en la zona plana, puede alcanzar hasta los 30 grados.

Qué llevar

Ropa cómoda y sacos para los diversos climas, zapatillas para deportes extremos y las caminatas ecológicas.

Peajes

En los tramos que conectan los 42 municipios del Valle del Cauca hay 12 peajes que no superan los 8.500 pesos.

Hoteles


El hospedaje campestre es apetecido. Se consigue desde $ 80.000 por persona y hay fincas para 10 a $ 300.000.

Restaurantes

Por su vínculo con el Pacífico y el dulce de la caña, el Valle es rico en sabores. Hay comidas desde 8.000 pesos.

Otros sitios para visitar

Mulaló

A tan solo 15 minutos de Yumbo es reconocido por sus tradicionales asados de carne de chivo y por ser el sitio donde está la tumba de Palomo, el caballo blanco del Libertador Simón Bolívar. Los fines de semana la plaza se llena de historiadores.

Laguna de Sonso

Esta reserva natural de 14,1 kilómetros toca los municipios de Buga, Yotoco y Guacarí, en la margen derecha del río Cauca. Es predilecta para el avistamiento de aves y, a su vez, es hogar de zarigüeyas comunes, chigüiros y miles de peces.

Parador Blanco


Ubicado a los dos costados de la carretera que atraviesa el Valle, en el municipio de Andalucía, hay más de 100 locales especializados en vender gelatina de pata, blanca o negra, desamargados, manjarblanco, panderos y otros 40 productos.

Casa del Virrey

Está en Cartago y es considerada como una joya arquitectónica de la época colonial. Allí reposan documentos de 400 años de antigüedad. Se construyó para recibir al virrey de España José Manuel de Ezpeleta. Historiadores afirman que nunca llegó.

Puente Piedra

A 30 minutos de Ginebra está este paraje natural donde una piedra une dos montañas, mientras que debajo, un caudaloso río cae de una altura de 8 metros. Los más arriesgados nadan debajo de la piedra, que forma una especie de cueva.

MARIO BAOS
Enviado especial de EL TIEMPO
En Twitter: @MarioXBaos

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA