Salud

La disputa entre el ministro de Salud ateo y el exprocurador católico

Alejandro Gaviria y Alejandro Ordóñez no comparten posiciones y eso los ha llevado a mutuos ataques.

Alejandro Gaviria y Alejandro Ordóñez

No solamente los temas relacionados con el Gobierno enfrentan al exprocurador Alejandro Ordóñez y al ministro de Salud Alejandro Gaviria.

Foto:

Ordóñez: Luis Lisarazo / EL TIEMPO; Gaviria: Juan Ignacio Mazzoni / EFE

20 de abril 2017 , 09:30 a.m.

Un rifirrafe con fuertes acusaciones de lado y lado se desató entre dos hombres con alta figuración pública, uno desde el Gobierno y otro desde la oposición, quienes, al parecer, no comparten más que el nombre.

Alejandro Gaviria, actual ministro de Salud, y Alejandro Ordóñez, exprocurador y líder de la oposición conservadora al gobierno de Juan Manuel Santos, tranzaron una discusión que toca temas de fondo como la relación entre las convicciones religiosas de los servidores públicos y las decisiones que toman desde sus cargos.

El detonante del más reciente desencuentro fue una entrevista concedida por Gaviria a ‘Noticias Caracol’ que gira alrededor de las ideas de este en el libro ‘Alguien tiene que llevar la contraria’, en el que se declara abiertamente ateo.

Preguntado por el periodista Juan Roberto Vargas, Gaviria se ratifica: “Soy ateo como producto de lo que he leído, de lo que he vivido, de la forma como concibo el mundo, pero me gusta la espiritualidad. Creo que es importante para todos los seres humanos tener un sentido de la trascendencia”, dice.

Pero, más allá de una declaración de principios, la entrevista transita hacia disputas de orden ideológico y moral que han trascendido en políticas públicas y en las que el Ministerio de Salud, a su cargo, se ha visto enfrentado con otras entidades, como la Procuraduría, cuando Ordóñez estaba a la cabeza.

“Aquí ha habido una persecución desde la Procuraduría a todos los servidores públicos que se atrevieron a entrar en ese tema. De Alejandro Ordóñez hacia abajo”, asegura Gaviria.

Para él, las dos peleas más “complejas” en ese sentido desde su cartera han sido la vacuna contra el virus del papiloma humano –“que algunos fundamentalistas religiosos la llaman la vacuna de la promiscuidad”, dice– y el cumplimiento de la sentencia de la Corte Constitucional que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo en tres situaciones específicas.

La primera réplica de Ordóñez surgió casi de inmediato, en la noche del martes. “Un ateo confeso me acusa de usar la ley para defender la vida y los valores. Le compro su acusación”, trinó Ordóñez, a quien se le ha visto más desparpajado en sus posiciones desde que fue destituido de su cargo por el Consejo de Estado, en septiembre de 2016.

Según Gaviria, Ordóñez le hizo daño al país desde su función pública con su oposición a la interrupción voluntaria del embarazo, porque “en Colombia, según las estadísticas disponibles, que no son muy exactas, hay 300.000 o 400.000 abortos clandestinos”. Agrega que se pudieron evitar “muchas muertes y sufrimiento humano”, de llevar a la práctica la jurisprudencia de la Corte.

Pero Ordóñez no paró en sus réplicas, y este miércoles hizo al menos 10 trinos contra Gaviria y sus posiciones, que calificó como “el fundamentalismo ateísta de este Gobierno”. Otra frase que se puede leer en la cuenta oficial del exprocurador dice: “Un gobierno sin Dios promueve el aborto, la eutanasia y legalización de la droga. Además, se ufana de su ateísmo en televisión nacional”.

Ordóñez se mantuvo como tendencia en redes sociales por cuenta de sus declaraciones. Si bien recibió manifestaciones de apoyo de sus seguidores, también fueron fuertes las críticas en su contra de quienes resaltaban el carácter laico de la Constitución de 1991.

Una de las críticas más punzantes salió del Twitter del caricaturista Matador, quien recordó la muerte de su padre tras una larga lucha para que se le permitiera la eutanasia: “Señor Ordóñez mi papá José Ovidio González era ateo y usted utilizó su cargo para alargar su sufrimiento. Sólo que mi papá tenía más huevos” , escribió.

El exprocurador volvió a a polémicas recientes, al mencionar las cartillas “diseñadas por la (ex) ministra” Gina Parody “para robarle la inocencia a nuestros hijos”, y el argumento de la oposición a los acuerdos con las Farc de que este contenía una supuesta “ideología de género”: “Ahora comprendo por qué acuerdos de La Habana pretendieron elevar la ideología de género a normas constitucionales”, aseveró.

Las posiciones de Ordóñez y Gaviria lucen irreconciliables, pues mientras el exprocurador manifestó que “Dios está presente en todos los escenarios” de su vida, Gaviria aseguró en la citada entrevista que le gusta “llevarle la contraria a los mercaderes de la inmortalidad, esto es, la industria farmacéutica y la Iglesia católica”.

Aunque Gaviria dice que no tiene aspiraciones en la política electoral, y Ordóñez se perfila como precandidato presidencial para el 2018, sus hondas diferencias radican en temas tan profundos que es posible esperar nuevos desencuentros entre el Alejandro católico, descalificado como "fundamentalista" por quienes no comparten sus ideas, y el Alejandro ateo, descalificado como "fundamentalista", también, por sus detractores.

ELTIEMPO.COM

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA