Salud

Nuevo Sisbén: 64 maneras de ver a Colombia

Reconoce diferencias de regiones y habrá actualización diaria y se cruzará con 24 bases de datos.

Sisbén

Los encuestadores del Sisbén ya no visitarán los hogares con formularios en papel. Ellos portarán dispositivos móviles en los que digitalizarán los datos de las familias encuestadas.

Foto:

Felipe Caicedo

08 de mayo 2017 , 05:11 p.m.

La nueva cara que quiere mostrar el Sisbén comienza con un cambio metodológico, dado que la versión anterior tenía un enfoque unidimensional que se centraba en la calidad de vida de la persona o el hogar.

Para eso, la solución propuesta es ampliar esa visión también a la capacidad para generar ingresos.

Pero, además, la nueva metodología establece diferentes formas de ver el país, las cuales se ajustan más a las particularidades de las ciudades y regiones.Hasta ahora, el sistema contaba con tres ‘lupas’ o modelos para calcular el puntaje de los usuarios: uno para las 14 grandes ciudades, otro para las zonas urbanas y otro más para las áreas rurales.

En el primer caso se dejaban en una misma bolsa a esas 14 capitales, sin tener en cuenta que tienen grandes diferencias. Para el Gobierno, por ejemplo, solo Bogotá es muy distinta de las demás.

Pensando en eso, la solución planteada es ampliar el número de modelos de tres a 64: las zonas rurales y urbanas de 31 departamentos, más Bogotá y San Andrés. Así, por ejemplo, Chocó va a tener sus propios modelos en lo urbano y en lo rural, y serán muy distintos a los de Antioquia o Cundinamarca. “Eso nos va a permitir acercar de mejor manera la realidad de cada territorio y responder a sus particularidades”, señala un experto de Planeación Nacional.

El otro gran problema que se encontró fue en la calidad de la información, donde hay dos líneas: actualización y manipulación. En términos de actualización, el gran problema es que el 74 por ciento de la base de datos tiene información recolectada al 2011, es decir, ya es vieja.

Aquí la propuesta consiste en implementar varios mecanismos de actualización. El primero es un barrido nacional (hacer de nuevo el levantamiento por medio de encuestas hogar por hogar para obtener información reciente).

Otro aspecto que permite hacer actualizaciones son las novedades diarias, porque hoy el Sisbén funciona con cortes mensuales. Así, mes a mes el administrador del sistema en el municipio hace un corte de la base de datos y lo envía a Planeación.

Eso lo que hace es que si una persona va y solicita la encuesta, le toca esperar la fecha de corte y que el administrador la reporte, pero, además, el DNP se toma un mes para el procesamiento de esa información, lo que significa que, en promedio, una persona que hace la solicitud se demora tres meses en ver esa información publicada.

Sin embargo, con el nuevo Sisbén, el proceso de remisión de la información va a ser diario; entonces, si la persona hace la solicitud hoy, el administrador local la envía de inmediato, y ya la demora será el tiempo que le tome al DNP realizar el procesamiento, en el cual se está proponiendo reducirlo de un mes a seis días.

El otro problema es la actualización por registro administrativo. Por ejemplo, en la encuesta hay una pregunta relacionada con el nivel de escolaridad. Hoy es requisito que el ciudadano vaya y dé esa información, pero eso implica a veces una nueva encuesta; entonces, el proceso depende de que vaya el encuestador y, además, queda a discreción de la persona si quiere actualizar o no (hoy puede actualizar el número de documento, pero el nivel educativo ni lo toca).

Como existe la base del Ministerio de Educación (Simat), que hace seguimiento a los niños que están estudiando, en adelante, en lugar de esperar a que la persona realice la actualización, el Sisbén va a poder hacerlo automáticamente cruzando información de dicho ministerio. Esto facilita los términos, elimina trámites y mantiene la base actualizada.

Uno más se hace por el ingreso a los programas sociales. Por ejemplo, para ser beneficiado con Ser Pilo Paga, el joven debe cumplir con tres criterios: tener un puntaje en el Sisbén dentro del rango que establece la entidad, tener el puntaje exigido en la prueba Saber y contar con el cupo en la universidad.

Lo que está hablando el DNP con las entidades es que, adicional a esos tres criterios, se incluya que la información del Sisbén no puede ser mayor a un año, dependiendo de cada programa, es decir que se ponga un tiempo mínimo de actualización.

Frente a los casos de manipulación y fraude, Planeación advierte que habrá castigos a través de mecanismos que faciliten la aplicación. En el caso de que el infractor sea funcionario, el esquema se activa con la Procuraduría, que, tras sus indagaciones, impondría las sanciones disciplinarias.

Información de 24 bases de datos para más eficacia

Un intercambio de información de calidad, veraz y oportuna entre entidades del Estado es lo que pretende consolidar la base de datos del Sisbén, para facilitar de manera confiable la verificación de la información de una persona que quede registrada en el sistema.

Hace dos meses, Planeación Nacional expidió el decreto 441, el cual abre la puerta para que se pueda confrontar la información recolectada en las encuestas con 24 bases de datos de entidades como el Sena, Colpensiones, Registraduría y los ministerio de Trabajo, Salud y Educación, entre otros.

Este nuevo cruce de información,de acuerdo con un experto de la entidad, permitirá ahorrar tiempo en los trámites, aumentar los criterios para validar la información y depurar la base de datos de una mejor manera y oportuna, y mantener la información actualizada.

En la actualidad, el Sisbén hace el cruce de información con dos bases de datos: con la del Ministerio de Salud, para identificar las personas fallecidas, y con la de la Unidad de Gestión de Pensiones y Parafiscales (UGPP), para detectar las personas cuyo ingreso base de cotización (IBC) es superior a los cinco salarios mínimos mensuales.

La norma que reglamenta la nueva metodología también plantea que para acceder a la información de más bases de datos no se requerirá de convenios previos con las entidades, sino que autoriza al Sisbén para que, a través sistemas informáticos, consulte las reseñas de una persona para actualizarla.

Así, por ejemplo, si se necesita comprobar el grado de educación de un menor de edad, no tendrá que solicitar una copia de la base de datos del Ministerio de Educación, sino que de forma sistematizada hará la confrontación de la información de las dos entidades.

Con el cruce de información entre más sectores, Planeación busca crear una base nacional centralizada que le permita reducir las posibles alteraciones a los registros y a los cálculos de puntajes previos a su publicación oficial.
De igual manera, en los reportes de novedades que hoy realizan los municipios cada mes, lo podrán hacer en el mismo momento en que se genere dicha novedad.

Una vez recibida esta información, Planeación la contrastará con las demás bases de datos y, máximo en seis días, la publicará para que pueda ser consultada por las personas por medio de internet.

La centralización de la base de datos comenzará este año y se implementará de manera gradual hasta la finalización del barrido del Sisbén IV, en 2019.

Más de 7.000 dispositivos móviles serán necesarios para realizar las nuevas encuestas

Del papel a modernos dispositivos móviles de captura de datos con tecnología de punta pasarán los encuestadores del Sisbén al poder disponer de estos a partir junio de este año, cuando está programado el inicio de una nueva fase de barrido o encuesta nacional en el país.

El Gobierno Nacional espera con la nueva tecnología evitar errores a la hora de diligenciar el cuestionario, que hoy se llena de manera manual en la ficha de clasificación socioeconómica.

Esta herramienta tecnológica tendrá la aplicación Sisbén App, desarrollada por ingenieros de Planeación Nacional y que al ser descargada en el dispositivo o teléfono celular da acceso a un formulario digital.

Según cálculos de Planeación, se necesitarán un aproximado de 7.200 dispositivos, por un valor de 1’148.000 pesos cada uno, gasto que asumirá la nación para las poblaciones de bajos ingresos, mientras que las ciudades asumirán el costo de la adquisición de los aparatos que requieran.

Teniendo los equipos móviles, el primer paso para tramitar la encuesta en el Sisbén IV, que consta de 80 preguntas –la actual tiene 90–, es prioritario que la persona presente el documento de identificación –cédula o tarjeta de identidad–, cuyo código será escaneado por el encuestador. Tras este proceso, de manera automática quedarán registrados nombre y apellidos, número del documento, fecha y lugar de nacimiento, entre otros datos.

Otra de las ventajas que traerá el dispositivo es que permitirá la ubicación exacta de los hogares, mediante el uso del sistema de posicionamiento global, GPS, el cual será vital para las zonas donde no existe la nomenclatura tradicional.

Si el dispositivo no cuenta con señal de internet, la información quedará encriptada en la memoria, a fin de garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos capturados. Una vez el encuestador llegue a las oficinas del Sisbén en la cabecera municipal, podrá sincronizar el dispositivo con un software local que transmitirá los datos a Bogotá.

Se prevé que la realización de las encuestas comience en junio del 2017 y finalice en diciembre de 2019, con una interrupción en el primer semestre de 2018, cuando se desarrollarán procesos electorales.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA