Salud

En 5 años habrá más niños obesos que desnutridos en el mundo

En América Latina, según la FAO, este problema mata más personas que el narcotráfico.

Obesidad

Especialistas recomiendan cambiar la idea de que el niño gordito es sano.

Foto:

AFP/ Peter PARKS

12 de octubre 2017 , 09:32 p.m.

Tanto la falta de una alimentación balanceada como el exceso en el consumo de alimentos procesados son causa de una crisis global de malnutrición, según concluyó un estudio del Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En los últimos 40 años, el número de niños obesos en el mundo se ha multiplicado por 10, y, de mantenerse las condiciones actuales, para el 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad que desnutrida, calcula el estudio. América Latina no está exenta y las alarmas también están activadas.

Para determinar las tasas de sobrepeso, obesidad y desnutrición en 200 países entre 1975 y 2016, el estudio de la OMS analizó los datos de 130 millones de personas mayores de 5 años, de las cuales 31,5 millones están en edades entre los 5 y los 19 años, y 97,4 millones tienen más de 20 años.

Luego de analizar los índices de masa corporal, los investigadores llegaron a la preocupante conclusión de que 124 millones de niños y jóvenes en el mundo tienen sobrepeso y 192 millones están desnutridos.

En los últimos cuatro decenios, las tasas de obesidad en la población infantil y adolescente se han disparado en el planeta, y continúan haciéndolo en los países de ingresos medianos y bajos. En los países de ingresos altos, explicó el autor principal del estudio, Majid Ezzati, estas tasas se han estancado en años recientes, pero se continúan manteniendo en niveles inaceptables”.

La obesidad está matando a más personas que el narcotráfico, el crimen, la violencia y los conflictos en nuestra región

Para Ezzati, la causa de estos resultados está directamente relacionada con las políticas y la comercialización de alimentos, que han hecho que los alimentos saludables y nutritivos sean demasiado caros para las familias y las comunidades desfavorecidas.

“Si la tendencia actual no varía, toda una generación de niños y adolescentes crecerá con la carga de la obesidad y tendrá un riesgo más elevado de sufrir enfermedades, como la diabetes”, indicó.

Los investigadores recomiendan a los países mayores esfuerzos para modificar los factores que aumentan el riesgo de obesidad en niños y jóvenes: “Es preciso reducir el consumo de alimentos muy elaborados baratos, con alto contenido calórico y bajo valor nutricional”. También aconseja a los niños dedicar menos tiempo de ocio a actividades sedentarias y que incluyen el uso de pantallas: “Para ello, es necesario fomentar la actividad física mediante el deporte y la recreación activa”, concluye.

En América Latina

La obesidad también preocupa en los países de América Latina y el Caribe. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el sobrepeso, la obesidad y el hambre constituyen un “problema desbocado” en la región, y las enfermedades asociadas a esta situación, como la hipertensión y la diabetes, se han convertido en la principal causa de muerte.

“La obesidad está matando a más personas que el narcotráfico, el crimen, la violencia y los conflictos en nuestra región”, subraya la FAO, basada en el informe ‘Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017’, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), presentado en Santiago de Chile.

Según el documento, un tercio de los adolescentes y dos tercios de los adultos de la región sufren sobrepeso u obesidad. En cuanto a los niños, el 7,4 por ciento de los menores de cinco años en Suramérica sufren ese problema, porcentaje que desciende a 6 por ciento en Centroamérica y a 6,9 por ciento en el Caribe.

Igual que la OMS, la FAO criticó que el precio de los alimentos esté “exclusivamente en manos de las fuerzas del mercado”, lo que encarece los productos sanos y saludables, y empuja a la población más pobre a consumir comida chatarra.

Ante estas cifras, la FAO y la OPS emplazan a los gobiernos de la región a esforzarse por erradicar el hambre antes del 2025, un compromiso que tomaron en el marco de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Retroceso en lucha contra el hambre

Después de 9 años de mejoras para superar el hambre en América Latina y el Caribe, el número de quienes la padecen aumentó 2,5 millones en el 2016, frente al año anterior, y alcanzó los 42,5 millones, el 6,4 % de la población latinoamericana, dice la FAO.

“La región ha dado un paso atrás importante en una lucha que venía ganando. No podemos tolerar los niveles actuales de hambre y la obesidad, ya que paralizará a toda una generación de latinoamericanos y caribeños”, señaló el representante regional de la FAO, Julio Berdegué, al presentar el informe conjunto con la OPS.

VIDA
*Con información de Efe

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA