Salud

Otros ejercicios para los que se aburren en un gimnasio clásico

Tela acrobática, yoga caliente y ‘pole dance’ masculino, entre prácticas ‘fitness’ más novedosas.

Pole dance masculino

‘El Pole’ viene de disciplinas antiguas como las circenses.

Foto:

Juan Pablo Valderrama - Archivo / EL TIEMPO

06 de mayo 2017 , 08:56 p.m.

La oferta en el mundo ‘fitness’ es cada vez más variada. ¿Las causas? la misma investigación sobre el campo ha dado paso a la creación de nuevos formatos y, por otro lado, se busca renovar para que las personas no se aburran y hagan de su experiencia de ejercicio algo único, que además de trabajar el cuerpo, fortalezca su mente, su espíritu y los haga felices de diversas maneras.

Los expertos coinciden en decir que, además de innovar en técnicas, también se reciclan entrenamientos tradicionales y se mezclan con nuevos formatos, agregando nuevas denominaciones a las técnicas y creando la ilusión de novedad, pero de lo que se trata, es de crear el hábito del movimiento e incentivar el consumo de nuevas experiencias.

La novedad, lo distinto, atrae y si se combina con juegos circenses, risa, distensión o con meditación y conexión consigo mismo, pues el plus es aún mayor.

‘Pole dance’ masculino

El famoso baile del tubo ha sido criticado por muchos, por ser una danza estereotipada como sexista y de cabaret, pero no es un ejercicio para nada sencillo de hacer. Montarse, mantenerse, abrir las piernas, cerrarlas y deslizarse no es exclusivo de estreptiseros y ya gente de distintas profesiones lo practican como método ‘fitness’ para fortalecer sus cuerpos.

Bernardo Rondón es bailarín de esta disciplina, tiene 28 años y es instructor de ‘pole dance’ en Expression Flow, una academia de Medellín. Rondón al principio veía el ‘pole’ como algo fácil. “Cuando inicié me di cuenta de que se requiere de un trabajo de exigencia a nivel físico y mental”, comenta y agrega: “Las primeras clases salía con muchos morados, parecía una berenjena, pero lo tomé como un reto y empecé a enamorarme de este arte”.

Bernardo explica que el trabajo con el género masculino es diferente, porque si bien los hombres tienen un poco más de fuerza y resistencia que las mujeres, su punto débil es la sensualidad, y a la hora de llevar a cabo una coreografía, les cuesta tener sutileza requerida para danzar en la barra. Las ventajas de esta disciplina: tonificación muscular y desempeñando habilidades acrobáticas, adquiriendo fuerza, flexibilidad y resistencia. También aporta seguridad y autoestima para quienes lo practican.

Yoga caliente

El estrés, los problemas y lo cotidiano han llevado a muchos a buscar sosiego en el yoga que además de moldear el cuerpo, conecta el espíritu. Ahora, el ‘hot yoga’, es otro cuento y sus beneficios son múltiples, aunque… ¡qué forma de sudar!

De por sí, quienes no han hecho yoga piensan que es sencillo, que no requiere mayor esfuerzo hasta que se encaran por primera vez con una clase y en la mitad de la sesión quieren salir corriendo y si es caliente, quizás piensen ¿por qué diablos me metí en esto? Sin embargo, la práctica hace al maestro y lo que inicialmente para unos puede ser una terapia de choque, luego se convierte en una sensación rica, estimulante, que trabaja a profundidad la movilidad de los músculos, pone retos, trabaja la humildad, la disciplina y abre la mente.

Martin Morris, norteamericano y fundador de YogaSpace, un espacio en el que se practica Power Yoga a una temperatura máxima de 32 grados centígrados, asegura que con el calor se desintoxica el cuerpo, se limpia la piel, se abren los poros, se mejora la digestión y la probabilidad de lesionarse es menor. “Los estudios han demostrado que no hay beneficio en tener temperaturas por encima de 32 grados, porque más de eso podría ser perjudicial para personas con tensión alta o mujeres embarazadas”, afirma Morris. Las clases son las mismas, pero el valor agregado está en el calor que logra eliminar toxinas, quemar calorías de una manera más rápida, tonificando y aumentando la resistencia.

Con el calor se acelera el metabolismo, se queman grasas, se regeneran células, tejidos, órganos, tendones, ligamentos y articulaciones, pero también se refuerza la determinación, la ambición, la paciencia, el autocontrol, la tenacidad y, sobre todo, la concentración. Con el calor la mente se traslada a la respiración para conseguir una meditación más profunda, disminuyendo los niveles de estrés, ansiedad y también los estados depresivos.

Colgados de las ‘telas’

No es raro pasar por los parques de distintas ciudades del mundo y encontrarse con jóvenes haciendo acrobacias desde los árboles, lanzándose en caída libre y terminando sostenidos a unos pocos centímetros del piso por un par de telas enredadas en sus cuerpos.

Luisa Montoya, directora de la Gata Cirko, explica que con la tela se trabajan todos los grupos musculares, especialmente los abdominales. “El trabajo va desde las manos, porque solo el hecho de colgarse, implica esfuerzo e igual los antebrazos, espalda, abdomen, glúteos y piernas”, explica.

Lo primero que se hace es un acondicionamiento del cuerpo, luego los estiramientos y finalmente se pasa a las telas, donde hay una mayor intensidad, dado que se trabaja contra la gravedad. Gran parte del tiempo se está colgado en posturas invertidas, ideales para eliminar presión en la espina dorsal y el cuello.

Las telas vienen en dos segmentos y no deben ser ni muy elásticas, ni muy rígidas, eso depende de los gustos, pero según Montoya, es mejor un término medio. La tela se cuelga de un punto específico, se hacen diferentes amarres para marcar figuras y luego se generan descensos.

“Normalmente se hacen muchos enredos y se pasan por diferentes partes del cuerpo como zonas blandas, el abdomen, por ejemplo, el cual debe ser fortalecido para evitar dañar cualquier órgano”, comenta. Pero realmente el plus de esta práctica es que es divertida, aventurera y combina ejercicio con arte.

Otras opciones

La oferta de actividades físicas es cada vez más amplia y variada. No hay excusa para no moverse.

‘Yoga sup’: posturas de yoga sobre tabla de ‘surf’. Relajación, equilibrio y fuerza.

‘Brooklyn Fitboxing’: para sacar el estrés y fortalecer varias zonas del cuerpo. De alta intensidad. Combina técnicas del boxeo y artes marciales con ejercicio funcional. Sin contacto físico.

‘Water Cycling’ o ‘spinning’ acuático. En bicicletas especiales sumergidas en piscinas. Permite realizar distintos ejercicios que involucran al tronco y al tren superior. Bueno para perder peso y recuperarse de lesiones.

‘Ballet Barre’. Un método que combina el ballet y pilates.

Zumba. El conocido arte de hacer ejercicio como si se estuviera de fiesta.

REDACCIÓN DOMINGO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA