Salud

El ejercicio intenso reduce posibles males

Expertos coinciden en que más allá de la fuerza lo clave es estar siempre activos.

Ejercicio

Lo ideal es buscar asesoría antes de comenzar la práctica.

Foto:

123rf

18 de abril 2017 , 10:23 p.m.

Ya nadie puede dudar de que la actividad física es beneficiosa para la salud y el bienestar de las personas. Sin embargo, puede surgir una pregunta: ¿Hay una intensidad o un nivel de esfuerzo que sea mejor para practicar una actividad física?

En el 2015, un macroestudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine sostuvo que las personas que realizan un ejercicio vigoroso tienen entre 9 y 13 por ciento menos riesgo de sufrir una muerte prematura. Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores de la Clínica Universidad de Navarra y publicado en el American Journal of Preventive Medicine afirma que el ejercicio físico intenso previene “en mayor medida el síndrome metabólico que el ejercicio moderado o leve”.
(Lea también: El ejercicio aeróbico intenso rejuvenece las células)

En detalle, la investigación incluyó un seguimiento de seis años a más de diez mil personas que no presentaban hipertensión, triglicéridos altos, colesterol bueno (HDL) bajo, hiperglucemia o exceso de grasa alrededor de la cintura. Según el estudio, hacer un ejercicio intenso reduce en 37 por ciento la posibilidades de sufrir estas complicaciones que, en combinación, determinan el síndrome metabólico, un cuadro clínico que puede derivar en cardiopatías, diabetes tipo 2 o accidentes cerebrovasculares.

Intenso y con cuidado

Los médicos prefieren ser cautelosos antes de enviar a alguien a hacer un ejercicio de grandes esfuerzos.
(Además: La verdad sobre los mitos que dicen que correr es malo)

“En gente joven seguro que una actividad con mayor intensidad es mejor, pero porque puede tolerar ese entrenamiento. Si le digo a un paciente de 75 años que haga eso el fracaso está garantizado. En los adultos jóvenes, de entre 20 y 35 años, que no tengan sobrepeso u obesidad, ¿la actividad de alta intensidad es mejor para prevenir el síndrome metabólico? Seguro. Pero ese grupo etario es el que puede hacer eso. Con gente más grande, la tolerancia a ese esfuerzo es muy baja”, explica el cardiólogo y especialista en medicina del deporte Diego Iglesias. “Cuanta más intensidad tiene la actividad física, mayor es el beneficio en términos cardiovasculares y metabólicos, pero mayor es el riesgo en cuanto a las lesiones”, agrega Iglesias.

Para el deportólogo Santiago Kweitel, en la actualidad, el foco debería estar puesto en tratar el sedentarismo más que en medir los ejercicios. “De lo que habla el estudio es que hay que hacer intensidades altas, como jugar al fútbol, nadar, jugar al tenis o correr a una velocidad de un kilómetro en cinco minutos, pero no todo el mundo puede hacerlo”, dice.

La publicación dice que esa forma de entrenar disminuye el riesgo de tener síndrome metabólico, pero en general la gente que está en riesgo de tenerlo son quienes no hacen nada. Entonces el primer problema no es la intensidad, sino que hagan ejercicio, porque cuando ves las estadísticas más del 50 por ciento de los adultos no hacen actividad física regular.

¿Cómo saber si el entrenamiento que uno hace es vigoroso o más bien moderado o suave? Más allá de un test de ejercicio, Iglesias explica que “una forma sencilla tiene que ver con el porcentaje de la frecuencia cardiaca máxima”.

Consiste en restarle a 220 pulsaciones la edad del deportista. Ese número será igual a un máximo de latidos vinculados a un ejercicio muy intenso. En tanto que al 50 por ciento de esa cifra corresponderá a algo moderado, y del 70 al 90 por ciento, a lo estrictamente intenso. “Es una fórmula que tiene mucho rango de error pero para la población general está bien”.

Oscar Mendoza, jefe de deportología del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, da otro consejo: Si hace un ejercicio a carga máxima y dentro del primer minuto de recuperación pos ejercicio baja más de treinta latidos, quiere decir que su capacidad aeróbica y su funcionamiento metabólico son correctos y lo que está haciendo está beneficiando la salud”, explica Mendoza.

La intensidad a la que es llevado el ejercicio y el tiempo de duración también tiene que ver con el favorecimiento de la actividad metabólica del individuo

Los grandes esfuerzos

“No es lo mismo ir a una clase de yoga una hora que salir a correr al 80 por ciento de tu capacidad máxima durante esa misma cantidad de tiempo”, compara Mendoza. Y agrega: “La intensidad a la que es llevado el ejercicio y el tiempo de duración también tiene que ver con el favorecimiento de la actividad metabólica del individuo”.

Así, el especialista señala que una actividad hecha al 75-80 por ciento de la capacidad máxima, durante 40 minutos o una hora, favorece el metabolismo de grasas, que se convierten en azúcar para generar energía. “De esa manera se empieza a disminuir el peso graso neto”, añade.

Si bien practicar deportes o hacer actividades físicas con intensidad parece ser una buena indicación, el consenso es uno solo: ejercitarse, más allá de la fuerza que se deba realizar. Y, en este sentido, Kweitel señala una consideración más: “Para llevar una vida saludable hacen falta tres pilares: actividad física, buena alimentación y descanso”.

Nicolás de la Barrera
La Nación (Argentina) / GDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA