Salud

¿Cuánto dura un buen polvo? / Sexo con Esther

Es completamente falsa la idea de que la plenitud del acto requiere horas de dedicación.

Sexo con Esther

El tiempo medio de una buena 'encamada' son 5,4 minutos.

Foto:

123RF

05 de noviembre 2017 , 02:00 a.m.

Aunque lo he dicho varias veces, nunca es demasiado insistir en que la vida real, en asuntos de catre, es distinta y distante de la que se muestra en las películas porno y más de la que algunos fantasiosos alardean.

Lo digo porque nuevamente sale a escena el tiempo ideal que debe durar un polvo. Esta vez basado en estudios que contrarrestan la falsa idea de que la plenitud del aquello requiere horas de dedicación y que al estar tan arraigada en la cabeza de muchos incautos, al no rendir por más de unos minutos, lo único que obtienen es frustración. Y si se agregan las recomendaciones sobre posturas, untos, cremas, alimentos y trucos, que los señores deben ejecutar para retrasar su eyaculación, el tema se convierte en pesadilla.

En cuanto a la duración de los polvos, entre la realidad y la ficción hay años luz de distancia. Llegó la hora de entender que el tiempo medio de una buena encamada son 5,4 minutos, según estudio publicado en ‘Journal of Sexual Medicine’, que intentó establecer qué tiempo puede considerarse en esta materia como “aceptable”, “deseable”, “demasiado corto” o “demasiado largo”. Los resultados para mi gusto son, además de sorprendentes, para muchos sensiblemente tranquilizadores.

Según Eric Corty y Jenay Guardini, investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos), cuando la eyaculación ocurre entre uno y dos minutos tras la penetración, cae dentro del rango de lo demasiado corto; si está entre tres y siete minutos, es “aceptable”. Y por supuesto “deseable”, cuando se prolonga entre siete y trece minutos. Si se tarda entre diez y trece minutos, se considera “demasiado largo”.

Con esta tabla lo que queda es que cada quien, cronómetro en mano, ubique su puesto y procure mejorar si está en la casilla de los demasiado cortos, o de consolidarse en la de los deseables, e intenten sacar esa visión pornográfica que los condiciona a vivir obsesionados con la duración.

También que de paso aprendan que se puede tener una buena salud sexual, incluso sin penetración, con un sinnúmero de alternativas en las que el tiempo no juega ningún papel. Mejor dicho, a la cama y sin reloj.

Hasta luego.

ESTHER BALAC
Especial para EL TIEMPO@SaludET

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA