Galería
Salud 02 de agosto de 2017 , 09:37 a.m.

Las lecciones de Shigeaki Hinohara, el médico más anciano del mundo

Trabajó hasta los 100 años y acaba de morir. Deja un legado de cómo vivir con dignidad en la vejez.
El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

Haga deporte:
Tenemos que hacer deporte para quemar las calorías. Pronto llegaré a los 93 años y aún continúo evitando las escaleras mecánicas en las estaciones y aeropuertos. Subo por las escaleras normales llevando conmigo el equipaje. A medida que se envejece cuesta más mover las articulaciones, por lo que se necesita ejercicio para mantenerlas flexibles. Si usted no las puede mover bien, difícilmente va a caminar bien, lo cual reducirá sus oportunidades de establecer contacto con otras personas. El ejercicio es realmente importante, y una vida inactiva física y mental probablemente lo conducirá a la demencia.

El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

Intente cosas nuevas:
El cuerpo cuenta con unos 36.000 genes diferentes, y muchas personas no se aprovechan de ello. Existe la posibilidad de utilizar el potencial de algunos de esos genes para hacer cosas que no habíamos intentado hasta ahora: música, pintura, deportes y otras actividades. No importa que no tengan una recompensa económica, el placer de gozar de nuevas experiencias y mantenerse activo tanto física como mentalmente mantiene a la gente mayor sana y feliz.

El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

Hágase revisar:
Las personas de edad avanzada se sienten orgullosas de controlar su condición física, vigilando cualquier posible síntoma de enfermedad. Incluso sin que usted note ningún síntoma, debe examinarse al menos una vez al año, así podrá detectar y tratar cualquier problema en su primera etapa. Cuando detectamos cáncer u otro tipo de problema que pueda conducir, por ejemplo, a un infarto, aumentamos las posibilidades de supervivencia.

El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

Coma lo justo:
En Japón, durante el periodo Edo, vivía un estudioso confuciano llamado Kaibara Ekiken (1630-1714), que escribió ‘Manual para una vida sana’ (‘Yojokun’). Kaibara decía que una manera de mantenerse sano es dejar de comer cuando el estómago está lleno al 80 por ciento. Yo diría que, incluso, al 70 por ciento es aún mejor. Para mantenerse sano, coma justo lo suficiente para lograr un peso adecuado, lo que no significa que debe comer solo vegetales o evitar las cosas que le gustan. Es preciso comer algo de carne y pescado para mantener una vida activa. Lo importante es mantener a raya la ingesta calórica y reducir las cantidades de grasas animales y azúcar.

El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

La dieta:
La razón más importante para una vida longeva en los tiempos de hoy es la dieta. Quienes ahora cuentan con 60 años o más nacieron antes de la Segunda Guerra Mundial, tiempos en los que la gente comía mesuradamente, incluso, en la actualidad la mayoría de ellos siguen sin comer comidas copiosas. Si usted restringe las calorías y la ingesta de colesterol, padecerá menos problemas en las arterias, los cuales son una de las grandes causas de enfermedad.

El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

Sea optimista:
Lo más importante en la vida es la actitud. Haga lo que desea hacer. Por ejemplo, la gente se preocupa si no consigue dormir bien por la noche; sin embargo, generalmente no dormir bien no es el principal problema: el verdadero problema reside en preocuparse de ello. Existen todo tipo de teorías, como: “Acuéstese pronto y levántese temprano” o “coma tres veces al día”. Sin embargo, la gente que realmente tiene ganas de vivir permanece sana, incluso aunque algunas veces se pase un poco.

El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

Evitar la obesidad:
Todos los que consiguen una vida longeva tienen algo en común. En primer lugar, casi ninguno tiene sobrepeso. La obesidad provoca estrés en el corazón y aumenta la posibilidad de dañar las arterias. Es importante una ingesta calórica fuerte cuando se es muy joven, pero a partir de los 60 se debe ser muy cuidadoso con las calorías y grasas no saturadas, que contienen altas cantidades de colesterol.

El médico más anciano del mundo
Ilustraciones EL TIEMPO

Sea activo socialmente:
Cuando uno envejece, la vida se mueve en una u otra dirección, dependiendo de si uno siente o no interés por las cosas y por conseguirlas. Cometería un gran error si pensara: “Cuando llegue a viejo, me tomaré las cosas con mucha tranquilidad”. Es mucho mejor mantenerse activo, haciendo las cosas que a uno le gustan. Mezclarse con la gente, vivir una vida estimulante; esas son las cosas que nos hacen mantenernos en forma. Porque no se puede querer vivir mucho tiempo manteniéndose en la cama o retirándose del mundo activo. Es importante seguir siendo independiente y activo en la vida social.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA