Salud

¿Quiere saber si un hombre ha tenido sexo? / Sexo con Esther

Me permito comentar algunas supuestas pistas para atrapar a la pareja cuando viene de otro catre.

Sexo con Esther

Los buenos polvos no se delatan como si nada, por lo que no es posible saber con exactitud si los hombres han estado en la cama antes de llegar a ver a sus damas.

Foto:

123RF

28 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

La verdad es que cada quien sabe lo que le ocurre después de ir a la cama en términos de sensaciones, percepciones y variaciones físicas, sobre todo en las partes involucradas en estas tareas. Con esto quiero decir que cada quien siente sus polvos de manera distinta, al punto de que es casi imposible encontrar señales fidedignas que permitan inferir que alguien acaba de salir de la cama o se ha dedicado al aquello en tiempo reciente.

Digo esto con respeto para desvirtuar de tajo las pretenciosas guías que ofrecen pistas para detectar si la pareja viene de excursión en otro catre. Y para eso tomo como base un artículo aparecido en una revista de gran circulación, que bajo el título ‘¿Cómo se sabe si un hombre acaba de tener sexo?’ da cinco pruebas que, según sus autores, eran casi infalibles para confirmarlo. Pues bien, movida por la curiosidad y la risa, me permito comentar algunos.

La primera señal que invocaban era la demora en la erección. De acuerdo con la publicación, un polvo reciente impide que las astas masculinas se pongan firmes a discreción con rapidez. A lo que tengo que decir que si bien esto es cierto, no necesariamente significa que todos los retardos son por esa causa, porque hay distinciones y hasta condiciones personales que determinan los tiempos de respuesta a los estímulos.

De igual forma citaban la “poca cantidad de semen” como otra impronta de polvo reciente, pero no explica que el volumen de una eyaculación es tan variable como la cantidad en hombres que existen, e incluso en un mismo hombre esto no es una medida fija.

Y ¿qué tal eso de que los testículos recién evacuados son lisos, suaves y blandos? Por lo que revisar estos utensilios se tornaría en mandato para saber si su dueño los usó hace poco. Nada más equivocado porque el peso y consistencia testicular no se modifican al vaivén de las eyaculaciones.

Y lo que más me sacó sonrisas fue leer que los caballeros que se acaban de levantar de la cama tienen los ojos opacos y ojerosos. Con esa lógica bastaría mirar alrededor para imaginar que, al menos, la mitad de los caballeros vienen de eyacular.

Bueno, todo esto para decir que los buenos polvos no se delatan como si nada y contarles señoras que no es posible saber con exactitud si sus parejas han estado en la cama antes de llegar a verlas, al menos con las anteriores señales.

Llegado el caso esperen, queridas amigas, que los hombres se delatan solos. Ahora, si no quieren esperar, es mejor que les pregunten, de manera firme y mirándolos a los ojos, si han tenido sexo recientemente. Sin duda se les pondrán los ojos opacos y ojerosos. Así no hayan hecho nada, porque así son ellos. ¡Hasta luego!

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA