Salud

A cuidar los labios para que no se marchiten

Los bálsamos ayudan a mantenerlos hidratados para protegerlos del clima y evitar la resequedad.

Labios

Un bálsamo, por lo menos dos veces al día, ayuda a nutrir y suavizar los labios para evitar la resequedad.

Foto:

123rf

16 de febrero 2018 , 09:47 p.m.

El sol, el frío, el viento, el aire acondicionado, la calefacción, la falta de hidratación, la contaminación, humedecerlo con saliva... todo esto debe enfrentar a diario la delgada piel de los labios.

Ellos son una de las zonas más delicadas y frágiles del cuerpo, debido, principalmente, a que están desprovistos de la película hidrolipídica con la que cuenta el resto de la piel y cuya función principal es actuar como una barrera protectora externa y mantener su elasticidad e hidratación.

Ante esta carencia, los labios pueden sufrir constantemente de resequedad, sensación de tirantez, escamas y grietas haciendo que se vuelvan muy sensibles y molestos, e incluso, que aparezcan heridas más profundas, dolorosas y de curación lenta.

Por eso hay que cuidarlos y consentirlos. Nada como unos suaves labios para besar, sonreír, cantar o conversar. Y la mejor forma de hacerlo es utilizando un bálsamo, por lo menos dos veces al día: antes de aplicar el labial y en la noche al desmaquillarnos, lo cual ayuda a nutrirlos y suavizarlos.

Para ello las distintas casas cosméticas ofrecen diferentes fórmulas. Por ejemplo, Avène propone uno a base de aceite de jojoba, que contiene efectos reparadores.

Por su parte, Laura Romero, directora de formación de Guerlain, asegura que el bálsamo con miel de abeja negra, “es un reparador y regenerante muy efectivo con más de una utilidad”, pues también es útil para cutículas secas, manos deshidratadas, codos ásperos o mejillas enrojecidas.

Hay otras voces que abogan por los bálsamos con componentes de origen vegetal que fungen como hidratantes naturales, entre los que cabe destacar el aceite de oliva, la manteca de cacao y los aceites de crambe abyssínica y argán.

Estos ingredientes reparan la piel actuando como antioxidantes y emolientes, que ayudan al antienvejecimiento.

Ricos también en vitamina A, que favorece la renovación celular y mejora la elasticidad y suavidad de la piel, los bálsamos ayudan a retener la humedad en la piel y a mantener los labios suaves y jugosos.

La cosmética Yves Rocher utiliza las propiedades del karité para crear una especie de película protectora en las capas superficiales de la epidermis. Su riqueza en vitaminas A, D, E y F logran un poder hidratante y nutritivo.

Con las propiedades nutritivas de la miel, Queen Bee contiene en su formulación jalea real y camomila para reparar una piel tan sensible.

Otras marcas proponen una fórmula a base de caléndula, antiséptica y regeneradora; pensamiento, calmante, antiséptico y curativo; manzanilla, calmante y antiinflamatoria, y romero, revitalizante y curativo. Ingredientes vegetales bio al servicio de la belleza.

VIDA MODERNA
* Con información de Efe y La Roche-Posay

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA