Salud

Cuidado, los niños pueden subir de peso en vacaciones

Menos actividad física, mayor conexión a la tecnología y más consumo de comida generan riesgos.

Alimentación de niños en vacaciones

Procure que las meriendas de sus niños sean saludables y fomente la actividad física para que no pasen mucho tiempo frente al televisor.

Foto:

123RF

18 de diciembre 2017 , 01:10 a.m.

Los niños tienden a engordar en vacaciones. Así lo comprobó un estudio de la Sociedad de Obesidad de Nueva Orleans (Estados Unidos), publicado en 2016, en el cual los investigadores observaron que la tasa de obesidad aumentó de 9 a 11,5 por ciento durante periodo de verano, y no durante el tiempo escolar.

Aunque el estudio fue realizado en EE. UU. con 18.000 niños, los especialistas consultados en Colombia dicen que este es un problema que ocurre también en el país. Liliana Ladino Meléndez, nutricionista de la Universidad El Bosque, afirma que el sedentarismo de las vacaciones, el trasnocho y las pantallas los alejan de una vida saludable.

“Uno de los grandes errores es pensar que, como los niños dejan de ir al colegio y están en vacaciones, cambian la rutina; eso hace que los hábitos se pierdan y volverlos a retomar al regresar a clase sea mucho más difícil”, advierte la nutricionista Ladino.

¿Qué hacer?

Se debe tener presente que el acompañamiento de los padres es ideal para que los niños conozcan los hábitos saludables y puedan incluirlos en sus rutinas de vacaciones, época que debe verse como una oportunidad de retomar prácticas sanas; así lo recomienda la nutricionista y dietista Dianna Ramírez Prada, del Hospital Infantil Los Ángeles, de Pasto.

“Es tiempo de ir al supermercado a comprar alimentos como frutas y verduras, preparar recetas saludables en familia, disminuir la televisión y videojuegos a máximo 1 hora diaria y hacer actividad física al aire libre o un deporte, manteniendo los hábitos saludables”, destaca la doctora Ramírez Prada.

Así mismo, los expertos recomiendan ingerir las cantidades adecuadas, sin exagerar; para Ladino Meléndez, el secreto está en “servir la comida de los niños en un plato, para así evitar que ‘piquen’; si no se saltan comidas, no tendrán que comer a deshoras”.

Hay que tener en cuenta que el sedentarismo de las vacaciones puede desordenar el peso de los niños; por tal razón, la doctora Ramírez Prada asegura que “no se recomienda que los niños sustituyan su hábito de desayuno, almuerzo y cena con dos refrigerios por pequeñas porciones en el día; esto podría alterar negativamente la saciedad, realizando una ingesta mayor de lo requerido con aumento de peso corporal”.

Algunas claves

Para tener en cuenta, la doctora Ladino Meléndez revela algunas claves que considera necesarias para que los niños y padres tengan una vida saludable: “Primero, que los niños mantengan una actividad física regular; segundo, que estén activos en sus vacaciones, con cursos de artes, por ejemplo; tercero, que duerman bien”.

En el último punto es importante que las actividades sean del agrado de los niños y que en casa elijan un plan para que todos puedan divertirse.

Finalmente, es necesario aclarar que la nutrición de los niños en vacaciones no puede tomarse un receso; por el contrario, los padres deben estar pendientes de las comidas para que sean saludables, y, si no es el caso, se complementen en pequeñas porciones para mantener un equilibrio y lograr que los niños no coman de más, sino que tengan una comida con las medidas adecuadas y los nutrientes esenciales.

Alimentación

Estos alimentos son esenciales en la dieta diaria de los niños. Revise si los incluye en su alimentación cotidiana.

Frutas:
los expertos recomiendan que se den de 2 a 3 porciones al día, ojalá no en jugo sino la fruta entera. La vitamina C que contienen los cítricos, por ejemplo, es ideal para estimular la agilidad mental.

Verduras: estas aportan vitaminas, minerales y fibras que el cerebro necesita. Por ejemplo, el brócoli ayuda a potenciar la función cognitiva.

Carnes: en especial, el pollo es un alimento con alta fuente de proteínas y hierro, que ayudan a la concentración.

Pescado: la recomendación es que este alimento se consuma de 2 a 3 veces por semana. Este aporta fósforo, proteínas, vitaminas, ácidos grasos esenciales y Omega 3.

Huevos: este alimento aporta vitaminas y proteínas.

Lácteos: su aporte de calcio influye positivamente en el crecimiento de los niños.

JENNY ALEJANDRA BUSTOS GRANADOS
Especial para EL TIEMPO
www.abcdelbebe.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA