Salud

Hasta ganaderos reciben subsidios en Arroyohondo

Autoridades investigan casos irregulares en esta población de colados aprovechándose del sistema.

Víctor Enrique Reales

Víctor Enrique Reales, desplazado por los paramilitares, reclama porque personas con recursos reciben subsidios.

Foto:

John Montaño / EL TIEMPO

09 de mayo 2017 , 03:49 p.m.

Arroyohondo es un pueblo hecho horno, que se eleva seco, agreste y rodeado de ranchos humildes que levantaron miles de familias desplazadas por la violencia en las faldas de los Montes de María, pero también es el municipio, por número de pobladores, con más casos de colados en el Sisbén en el país.

La población cuenta con 10.600 habitantes, y de ellos 9.900 están en esa base de datos y el 15,60 tiene inconsistencias en la información. Y es que esto parece una tendencia en los últimos años. Por ejemplo, en el 2015 había 1.270 casos en verificación, para un porcentaje del 14,50 por ciento de la población, y en el 2016, 1.362, para un 15,26 por ciento.

La mayoría de los colados en Arroyohondo, donde la temperatura alcanza los 29 grados en la sombra, pertenecen a un puñado de familias, que mantienen puntajes bajos y no actualizan sus datos desde hace media década y sí reciben recursos del Estado.

Un solo hogar, al cual pertenecen ganaderos, empleados públicos y pensionados, que tienen lujosas propiedades en el corazón del pueblo, es señalado de estar colado. Por ejemplo, de esa familia, una profesora pensionada y dueña de una casa de campo aparece con 18,5 puntos en el Sisbén, lo que le ha permitido beneficiarse del subsidio de Familias en Acción.

Pero tal vez el caso más indignante para las autoridades locales es el de un ganadero propietario de una casona blanca en la calle del Polito, en el centro.

Este hombre, quien fue candidato a la Alcaldía, aparece con 19,9 puntos, por lo que recibe un subsidio bimensual del programa que ofrece Prosperidad Social.

En la lista de colados también está una profesora pensionada y propietaria de una vivienda en el exclusivo barrio de Tesca. Aunque ella tiene 36 puntos en la base de datos, cuentan en el pueblo, viene exigiendo que le bajen más el puntaje con el fin de aspirar al subsidio de Familias en Acción.

Otra es la historia de un centenar de hogares pobres que viven en la periferia, y con muchas bocas por alimentar, pero están fuera de los beneficios.

“El problema es el sistema y la forma como están calificando, porque en Arroyohondo hay mucha gente con hambre, pero la plata de los programas sociales se la están embolsillando los que no la necesitan”, dice Víctor Enrique Reales, de 62 años y que habita en el vecino corregimiento Pilón y quien mantiene a 5 nietos y su mujer, porque a tres hijos se los mató la violencia, pero no recibe subsidio.

JOHN MONTAÑO
Enviado Especial de EL TIEMPO
Arroyohondo (Bolívar).

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA