Salud

Los mitos y verdades acerca de la ropa de compresión

¿Son una efímera moda o, realmente aportan a la recuperación y contribuyen a un mejor rendimiento?

Ropa de compresión

El debate entre beneficio y mercadeo no es nuevo. Lo cierto es que su uso es ahora más frecuente.

Foto:

123RF

03 de febrero 2018 , 11:30 p.m.

Ropa de “compresión” porque no de otra forma se puede entender a esta horda de corredores y deportistas que andan embutidos en camisetas apretaditas y ‘tights’ pegaditos, hombres y mujeres al trote pero con dejo de clase de gimnasia de colegio, vestidos con pantaloneta y medias a lo Quico, el del Chavo.

Hablo de las personas que entrenamos o corremos usando prendas de compresión, convencidos de sus bondades a pesar de lucir como butifarras y de que sigue existiendo un gran debate sobre su real aporte al desempeño deportivo, y que en Colombia las usan especialmente los ‘runners’, triatletas y ciclistas.

Aprieta y pica recién puesta. Para muchos es un desafío físico meterse en ella, mientras otros consideran a la ropa de compresión como una moda innecesaria. ¿Vale la pena pagar por un placebo, por deporte? ¿O es una inversión que, por el contrario, aporta a la recuperación y contribuye a un mejor rendimiento?

Para la deportóloga María Fernanda Osejo, doctora del Centro Deportivo de la Universidad de los Andes, “es un ‘boom’, una nueva medida ergogénica -dicen algunos- aunque la evidencia aún no es conclusiva. Los estudios científicos son heterogéneos: unos hablan de tipo de compresión, otros de área de cobertura, otros de mangas y medias, otros de ‘tights’, por lo cual no hay consenso. Tanto así que para competir no se consideran una ventaja y se permite su uso”.

Queda tela por cortar para el textilero y ‘runner’ Jimmy Winer: “¿Qué es compresión? Cada persona, por sus características físicas, requiere una compresión distinta y cada parte de la pierna, a su vez, una específica. La teoría es válida pero no universal. Más allá de la marca, lo que hay que entender es qué compresión tiene la prenda”. En las camisetas, mangas, medias y demás la compresión debe ser gradual; lo ideal para deportistas es que esté entre 22-32 mmHg, dice un estudio (1).

¿Pero qué es lo que realmente se busca con estas prendas? ¿Sostener los músculos? ¿Mejorar la circulación? “En términos vasculares no juegan ningún rol”, dice el cirujano vascular Juan Agustín Varela, y añade: “Es una pregunta frecuente de los deportistas de alto rendimiento, que se ven bombardeados de información sobre medias de compresión o para várices. Yo las uso porque estoy 12 horas diarias parado en un quirófano sin moverme, pero ustedes tienen una gran actividad muscular. Específicamente para el deporte considero que esta ropa no hace ningún bien, aunque no pase nada si la usan. El deportista no se alcanza a imaginar lo poderosa que es la bomba de la pantorrilla, en especial de corredores y ciclistas, cinco veces más potente que las medias de compresión y muchísimo más que el fenómeno comercial que las marcas buscan crear sin real soporte científico”. Lo que no admite discusión es que al ‘look’ para nada ayudan.

El debate entre mercadeo y beneficios no es nuevo. Ian Phin, diseñador y máster en textiles del Royal College of Art, cofundador de Rohka y consultor internacional, señala que “hasta hace unos cinco años muchas de las afirmaciones que se hacían sobre las telas funcionales, en parte gracias al inmenso y apetecido mercado de ropa e implementos deportivos, no tenían tanto sustento en términos de elasticidad de la prenda, absorción y demás. Pero ya la tecnología está logrando lo que hace 10 años era más promesa y ‘marketing’ que realidad”.

El beneficio en el que coinciden varios estudios y usuarios es en la recuperación. “Las prendas de compresión disminuyen el dolor después del ejercicio, contribuyen a la recuperación, pues tener cubierta la zona y caliente tiene impacto en la disminución de los efectos de la fatiga muscular tardía (Doms), aunque por qué sucede aún no es claro. Por eso se usan en deportes que requieren entrenamientos seguidos, como los de maratonistas y triatletas, con sesiones diarias, largas y fuertes”, afirma la doctora Osejo.

Las prendas de compresión disminuyen el dolor después del ejercicio y contribuyen a la recuperación

Frente a la recuperación y la eliminación del ácido láctico, Varela aclara que “el ácido se barre como lo hacen ustedes los deportistas: reponiendo electrolitos, descansando, comiendo bien y tomando mucha agua. El metabolismo de un deportista tiene todas las vías para neutralizar el ácido y el sistema sanguíneo solo es la tubería para sacarlo”.

“Atiendo a élites que me consultan por várices de deportista -cuenta el doctor Varela-. Me refiero a los que hacen 200 kilómetros de entrenamiento diario, en bici, donde el gasto cardiaco se aumenta de forma importante. Los ciclistas, en especial y más que los atletas, aumentan el retorno venoso al corazón 10 veces. Por eso tienen venas del deportista (así se llaman) y eso no significa que estén enfermos. Esas várices son producto de la actividad muscular y necesarias así para poder resistir la carga”.

‘No es solo para cuerpos atléticos’

Con Alexa Dehmel, diseñadora alemana graduada de Esmod (París), deportista y por más de 20 años consultora (Active Sports Design) de las grandes marcas deportivas europeas, hablamos de ropa de compresión y tendencias en ropa deportiva.

¿Realmente las prendas de compresión sirven?

Son muy útiles para los élite, mucho más que para el deportista recreativo. Sostienen los músculos, lo que le permite al deportista mayor capacidad y fuerza al final del entrenamiento. Pero hay que entender que estas prendas no solo son para cuerpos atléticos, sino para cualquier persona y tipo de ejercicio. Ayudan en posoperatorios, a quienes vuelan y se usan en muchas otras áreas de nuestras vidas.

¿Cuánto hay de mercadeo y cuánto de tecnología probada?

El ‘marketing’ ayuda a que una marca funcione, produzca. Es imposible determinar cuánto más eficiente sería el ‘marketing’ a medida que la tecnología avance; cada tecnología debe evaluarse individualmente. En Europa hay diversos institutos que analizan las innovaciones y dan su concepto sobre las tecnologías, que ponen a prueba. También hay atletas que las usan y califican.

¿Cuál es la prenda perfecta para desempeño deportivo?

La que sea ligera, durable, con gran elasticidad y termorregulación óptima. La moda hoy son las fibras infrarrojas, para el bienestar (textiles reactivos que absorben el calor corporal y lo convierten en energía infrarroja que ayudan a la recuperación).

Esta ropa es costosa, una inversión. ¿Qué se debe tener en cuenta al comprar?


Sobre la forma, el corte perfecto es esencial. Cualquier patrón debe ser ergonómico, que certifique corte 3D para que el usuario se pueda mover en cualquier dirección. Es decir, que se amolde perfectamente al cuerpo.

¿Cuál es el próximo milagro?

La tecnología usable a partir de fibras metálicas, con hilos conductores vinculados a paneles o una base que durante el entrenamiento mida el pulso, presión arterial, ritmo cardiaco, sudor y demás, registros que el deportista puede controlar en una aplicación o en su computador. Así obtiene información personalizada, en tiempo real, que le permite un mejor desempeño.

(1). Effect of graduated compression stockings on venous lower limb hemodynamics in healthy amateur runners

POLY MARTÍNEZ
Para EL TIEMPO
En Twitter: @Polymarti

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA