Salud

Fútbol caminando: una opción para los fanáticos sedentarios

Esta modalidad deportiva se adapta a personas de edad avanzada o con problemas físicos.

Fútbol caminando

Expertos recomiendan buena preparación física para no sufrir lesiones durante el juego.

Foto:

123RF

08 de enero 2018 , 11:20 p.m.

Muchos comparan el fútbol con el amor: se aprende a querer en la niñez, se goza en la adolescencia, se hace pasión en la vida adulta y, por una u otra razón, se puede abandonar en la tercera edad. Esa, por lo menos, es la vida útil que suele adjudicársele este deporte, tanto para los enamorados profesionales, como para los aficionados.

Pero una nueva modalidad que cobra fuerza en Europa, en países como Inglaterra y Francia, con miles de personas ya practicándola, les da esperanza a los ‘rodillones’ que pasaron sus mejores días junto a un balón y hoy, por la propia vejez o por problemas de salud, están alejados de la actividad física.

Se trata del fútbol caminando, una disciplina que nació hace pocos años en Inglaterra y contiene la esencia de esta práctica: dos equipos disputándose el balón y buscando el gol. Pero con una notable diferencia: no se puede correr.

Juan Carlos Wilches, médico deportólogo del Atlético Huila, equipo de la primera división colombiana, dice que si bien esto puede sonar como un contrasentido de lo que es el fútbol normal, por cuestiones como competitividad, velocidad y contacto físico, sí es una alternativa válida para las personas mayores que se han alejado de las canchas –y de paso de cualquier tipo de ejercicio–.

De hecho, en las normas de esta actividad, que pueden ser fijadas por cada asociación, se establece que puede practicarla cualquier tipo de persona, pero está pensada más para los mayores de 50 años. Otras reglas son que correr o trotar se sanciona como un tiro libre o expulsión, el contacto debe ser mínimo y no se permiten las barridas o entradas fuertes. Idealmente debe jugarse en canchas de fútbol 5, y cada partido tiene una duración de 50 minutos, en dos tiempos de 25 minutos, lo que equivale a dos caminatas.

La popularidad no ha sido menor. Un informe reciente del diario ‘The Guardian’, de Inglaterra, sobre esta práctica daba cuenta de que se habían registrado más de 800 clubes en ese país y de que en otros como Francia o España también está en auge.

Incluso futbolistas de talla mundial como Harry Kane, actual delantero del Tottenham; Alan Shearer, goleador histórico del fútbol inglés; y Fabrice Muamba, quien sufrió un ataque cardiaco en el 2012 en pleno partido jugando con el Bolton y estuvo sin palpitar durante 78 minutos, han sido abanderados del fútbol caminando.

Una respuesta a un problema

El fútbol caminando pareciera anecdótico, pero una variante así –según apunta Juan Vicente Conde, especialista en medicina del trabajo– es bienvenida en un país como Colombia, que, según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional 2015, no se ejercita como debería.

En ese documento, publicado hace poco por el Ministerio de Salud, se informa que solo cuatro de cada diez mujeres y seis de cada diez hombres cumplen con los 150 minutos semanales de forma moderada o 75 minutos semanales de actividad vigorosa o fuerte que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No es un problema local, claro está, pues en el mundo, conforme a las estadísticas de la OMS, uno de cada cuatro adultos y más del 80 por ciento de la población adolescente no tienen un nivel suficiente de actividad física.

Sobra decir que, según la propia OMS, alcanzar esos mínimos de actividad física regular se traduce en mejora del estado muscular y cardiorrespiratorio y de la salud ósea y funcional, y también reduce el riesgo de enfermedades graves como hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, diferentes tipos de cáncer y depresión. Y, en el caso de las personas mayores, reduce el riesgo de caídas y de fracturas vertebrales o de cadera.

Sus beneficios

En concreto, el fútbol caminando puede dar a sus practicantes los beneficios propios que la ciencia le ha probado a caminar. Una investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología del 2015 encontró, tras monitorear a 69 personas entre los 30 y los 60 años de edad, que quienes hacían ejercicio moderado diariamente, como una caminata rápida o trotar, podrían añadir de tres a siete años a su vida.

Otra investigación de la Sociedad Americana del Cáncer reveló que las mujeres que caminaron siete o más horas a la semana tuvieron un riesgo 14 por ciento menor de cáncer de mama que aquellas que lo hicieron durante tres horas o menos por semana, según cita ‘El Clarín’ de Argentina. Y, por otra parte, un estudio de la Universidad de Harvard mencionó que quienes caminaban 20 minutos diarios por cinco días padecían un 43 por ciento menos de resfriados y gripas.

Para Juan Carlos Wilches, no obstante, las personas interesadas en esta modalidad deben tener en cuenta que no están exentas de sufrir las lesiones propias del fútbol, como las musculares, incluidos desgarros o tirones; las articulares, en los tobillos y la rodilla; o las tendinosas, en el talón y los cuádriceps.

En su opinión, lo más importante que toda persona sedentaria debe tener en cuenta es que “siempre se debe tener estado físico para hacer deporte, y no hacer deporte para tener estado físico”. Lo que, en últimas, es un llamado a la prudencia y siempre asesorarse de profesionales en la medicina deportiva.

Así esta modalidad tenga una exigencia física menor, hay que prepararse bien para no sufrir lesiones musculares, articulares y tendinosas

Antes de comenzar a practicarlo...

Según los especialistas consultados, salir del sedentarismo y comenzar con algún tipo de actividad física siempre debe estar acompañado de una valoración médica en la que se revisen condiciones osteomusculares, articulares y cardiovasculares. Mucho más si la persona padece de algún tipo de patología.

Con el aval médico, la siguiente recomendación es comenzar con un ritmo manejable. Por más que haya gusto o pasión, un cuerpo que no ha sido expuesto a actividad física reciente es más propenso a lesiones o males producto del sobreesfuerzo. Ese consejo se aplica tanto a la intensidad como a la periodicidad. Es mejor ir de menos a más, en todos los aspectos.

RONNY SUÁREZ
EL TIEMPO
En Twitter: @ronnysuarez_

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA